AÑO 2016
más información...

“Es el petróleo, estúpido”por Félix HerreroAbogado y Licenciado en Economía 8 de enero de 2017más información...

Lucha y Esperanzapor Julián PilattiEstudiante de periodismo de la Universidad Nacional de La Plata 8 de enero de 2017más información...

Soja, inundaciones y Plan Belgrano (III)por Pedro Perettiex Director Titular de la Federación Agraria 22 de noviembre de 2016más información...

Aportes a la cuestión energética en la Argentina actualpor Laura García Vázquez y Omar Gómez 31 octubre de 2016 más información...

Balance del progresismo en América Latina: virtudes y límitesTranscripción de la intervención de Claudio Lozano dentro del ciclo ¿Cómo seguimos? La construcción política ante la nueva etapa 4 de octubre de 2016más información...

40 Años
La Memoria De Un Pueblo
por Laura García VázquezArtista Visual y Profesora de Arte 28 de septiembre de 2016más información...

La Unidad En La  Acción Va Haciendo Historiapor Jorge CardelliLicenciado en MatemáticasDocente 22 de septiembre de 2016más información...

TRATADO TRANS PACÍFICO
Una amenaza letal
por Alcira ArgumedoSocióloga, docente e investigadora del Conicet. Diputada Nacional por Proyecto Sur15 de septiembre de 2016más información...

Brasil y la NUEVA GRIETA Latinoamericanapor Modesto GuerreroPeriodista venezolano radicado en Argentina13 de septiembre de 2016más información...

Argentina pagó Cupón PBI un 30% más de lo que correspondíapor Claudio LozanoEconomista12 de septiembre de 2016más información...

Copensar el cuerpo, una forma de compensarpor Gabriela Lima ChaparroProfesora e intérprete de lengua de señas. Psicóloga social. Fotógrafa1 de septiembre de 2016más información...

Tarifas de gas. Fallo de la Corte
Aspectos centrales
por Gustavo LahoudLic. en Relaciones Internacionales de la Universidad del Salvador (USAL)1 de septiembre de 2016más información...

Estanflación neoliberalpor Francisco CantamuttoDoctor en Investigación en Ciencias Sociales, mención en Sociología (FLACSO México)1 de septiembre de 2016más información...

Discutir los Efectos Para Encubrir las Causaspor Félix HerreroAbogado y Lic. en Economía28 de agosto de 2016más información...

San Martín, el Gran Estratega Político y Militar
en homenaje al 17 de agosto de 2016
por Félix HerreroAbogado y Lic. en Economía17 de agosto de 2016más información...

¿Por Qué Recordar a Una Figura Histórica del Siglo XIX en el Siglo XXI?
A Propósito del Gral. José De San Martín
por Pablo NavasUniversidad Nacional de la Patagonia Austral. Doctor en historia por la Universidad Nacional de La Plata17 de agosto de 2016más información...

José de San Martín y Simón Bolívar
Libertadores Latinoamericanos
por Laura Gracía VázquezArtista Visual y Profesora de Arte17 de agosto de 2016más información...

Acerca de la Justiciapor Silvia Baffigi9 de agosto de 2016más información...

Contra la Nación y sus Juristas
Memoria, Verdad y Justicia
por Pablo Martín Perez LedesmaAbogado7 de agosto de 2016más información...

Martino
Deforestación e Inundaciones
por Pedro Perettiex Director Titular de la Federación Agraria6 de agosto de 2016más información...

Allen: Ciudad Destinada al  Sacrificio
Peras, Manzanas, Gas y Petróleo
por Marcela EscobarCorredor Público2 de agosto de 2016más información...

Conductas Paralelaspor Félix HerreroAbogado y Lic. en Economía28 de Julio de 2016más información...

Cambiamos de Prioridades Externaspor Francisco J. CantamuttoDoctor en Investigación en Ciencias Sociales, mención en Sociología (FLACSO México)27 de Julio de 2016más información...

Energía
Prioridad Máxima
por Omar GómezTécnico Superior Psicología Social25 de Julio de 2016más información...

Argentina en la Alianza del Pacífico
Algunas consideraciones
por Gustavo LahoudLic. en Relaciones Internacionales de la Universidad del Salvador (USAL)22 de Julio de 2016más información...

Acampe por el Bicentenario de la Verdadera Independenciapor Patricia MachadoComunera MC19 de Julio de 2016más información...

Tarifazo
La Salida No Es Individual, Es Un Trabajo Colectivo
por Viviana RosasProfesora de inglés15 de Julio de 2016más información...

El Detalle… de la Historiapor Pedro Perettiex Director Titular de la Federación Agraria12 de Julio de 2016más información...

Independencia Pendiente
Un 24 de Marzo de 1816
por Omar GómezTécnico Superior Psicología Social9 de Julio de 2016 más información...

Malvinas Argentinas, 34 Años, la Misma Necesidad de Recuperarlaspor Omar GómezTécnico Superior Psicología Social2 de abril de 2016más información...

40 Años
La Misma Necesidad de Liberación
por Laura García VázquezArtista Visual y Profesora de Arte24 de marzo de 2016más información...

 

 

Conductas Paralelaspor Félix HerreroAbogado y Lic. en Economía 28 de julio de 2016Félix HerreroPor último, ante las acusaciones de que Shell, quien fuera -como es público y notorio- mi empleador hasta el 30/06/15 provee de GNL a las empresas chilenas que posteriormente revendieron el gas natural a ENARSA, debe señalarse que nuestros proveedores chilenos de gas natural (ENAP y SolGas) eligen sus proveedores de GNL sin dar intervención ni información (y sin obligación alguna de darla) a ENARSA, por lo que no conozco y además no interfiero, ni tengo incidencia en la elección del proveedor por parte de las empresas radicadas en el vecino país.1 Si bien Plutarco comparó las vidas de personajes griegos y romanos entre sí, se lo podría llamar a nuestros pagos en una resurrección anticipada para que nos escriba acerca de comportamientos paralelos, porque aquí encontraría mucha inspiración. Las paralelas no se encuentran nunca (quizás en el infinito, dicen los geómetras) y los comportamientos paralelos tampoco. Pero los podemos acercar comparando actitudes, por ejemplo, de un ministro de la Corte de  Estados Unidos con un ministro del poder Ejecutivo de Argentina que no hizo la carrera pública. En estos pagos ahora vemos comportamientos morales paralelos (de esto se trataban las vidas de Plutarco) del juez Samuel Alito  de los Estados Unidos con el novato ministro argentino que ha servido sin interrupciones a la empresa británica Shell, que a veces se disfraza de mixtura holandesa, apoyada en la fusión originaria entre la inglesa Shell y una petrolera baja de los Países Bajos, o con  la novata unificación de sede central en Ámsterdam.Ben Van Beurden, CEO de la Royal Dutch Shell, a la izquierda, y el presidente del grupo BG (British Gas) Andrew Gould se estrechan la mano en la conferencia de prensa donde se anuncia que la Royal Dutch Shell ha acordado la compra de la British Gas, 8 de abril de 2015. (AP  Photo / Alastair Grant)Vale la pena aclarar la binacionalidad de la Shell: debemos recordar que la empresa tiene dos exigencias: primero, que el 60% por ciento de los cargos directivos y de decisión deben pertenece al sector británico, y el segundo requerimiento exige que el 60% de las acciones debe ser negociadas en la bolsa de valores de Ámsterdam. Claro que este disfraz holandés es muy vistoso como algunos zuecos, pero en la bolsa holandesa pueden operar, comprar y vender capitales y personas físicas y “morales” británicas. Suponemos que el Ingeniero Juan José Aranguren debe tener acciones bursátilmente inglesas aunque guardadas en Holanda, porque también se supone que muchas de ellas tienen origen en “bonus” por reconocimiento de su eficiencia como presidente de la filial en Argentina y, seguramente, esto no se dice, por su lealtad a la petrolera británica2.Cuando el actual ministro de Energía comienza su vida encumbrado en la carrera de las puertas giratorias, inteligente concepto utilizado por los norteamericanos para mostrar cómo algunos personajes sin ética alguna pasan de CEO privado a funcionario estatal, para luego seguir la secuencia, a veces repetidas dos o tres veces o sin límites. Para eso, en Argentina, y en Estados Unidos y en todos los países existen normas que traban las puertas giratorias o le ponen un alto nivel de impedimentos para evitar el abuso. En Estados Unidos es famoso el caso de un vicepresidente que luego de decenas de años en su empresa pasó al sector estatal para luego volver disimuladamente a la petrolera privada. Mister Halliburton (Dick Cheney) fue CEO ejecutivo de Halliburton y se transformó en vicepresidente del país acompañando al hijo de Bush,  y estableció la ley de Energía que lleva su  nombre por la que se eliminaron importantes normas ambientales y potenció a su firma de origen como la principal petrolera de servicios del país norteamericano. También impuso el fracking, pero los resultados de algunas de sus empresas no son lo óptimo que se esperaba.Mauricio Macri y Juan José Aranguren en la Casa Rosada. Mister Halliburton (Dick Cheney) y George W. Bush en el despacho oval de la Casa Blanca.En Argentina el modelo del presidente Mauricio Macri confía en los CEO, pero saber o conocer las empresas y accionistas de las que provienen no asegura que sepan o conozcan al Estado y a los accionistas de las empresas públicas, que nunca deja de ser propiedad de la población total del país. Dedicarse a hacer ganar a los accionistas no es lo mismo que obtener ganancia para la población total, porque la ganancia empresarial poco tiene que ver con la utilidad social, no son los mismo el corto plazo empresarial y el largo plazo de la gestión púbica, no son los mismos patrones los dueños de las empresas privadas o públicas, ni lo son los patrones de comportamiento moral.En el sector privado se roba cuando se obtienen beneficios desmesurados sin aprobación de las asambleas de asociados pero no cuando se corrompen funcionarios para elevar las tasas de ganancias. En el sector público se roba cuando se pone el Estado al servicio de intereses particulares, o sea, cuando no se reconoce que sobre la economía está la política, y sobre ésta la ética. Si no se acepta esta valoración se roba a toda la población, y se confunde corruptor con corrompidos: es la puerta giratoria de la ética ausente.Juan José ArangurenAranguren con sus antecedentes (37 años de Shell, 6 meses de PRO y hasta ahora 6 meses de ministro de energía y minería) señala claramente a qué señor se sirve, sobre todo cuando se mantiene el carácter de accionista del ex patrón petrolero. En la tercera semana de junio de 2016 hizo su defensa reconociendo que recién está aprendiendo. Claro, no se debió olvidar que las normas morales no se aprenden sino que se viven, y se aplican sobre todo cuando hay normas escritas como el Código de Ética Pública de Argentina.En esa semana en los Estados Unidos se discutió si un integrante de la Corte de Justicia puede ser accionista de una empresa, y si basta inhibirse en un caso específico. Se trata del señor Samuel Alito, integrante del tribunal superior de justicia, que debió vender sus acciones de otra petrolera, las de ExxonMobil de Estados Unidos. Con anterioridad Alito se inhibió en un juicio que hacía a la empresa Johnson Controls, Inc. que fabrica piezas que la involucraba en un juicio referido a la regulación de la energía eléctrica. Alito también se había puesto al costado respecto a una Ley de Reestructuración de la Deuda Pública de Puerto Rico porque poseía inversión en un Fondo financiero público de la isla. Con anterioridad a la venta de acciones de la ExxonMobil, don Alito se deshizo de participaciones en Target Corporation y en Sysco Corporation.En resumen, don Alito se desligó de las acciones de ExxonMobil con el fin de continuar siendo miembro del tribunal superior de justicia de los Estados Unidos. No buscó otros caminos como el decir, en el caso argentino, que se puede ser accionista sin limitar la  independencia de la voluntad decisoria. Hay otros que prefieren el camino de la inhibición en tándem: por ejemplo, si se trata de importar energía a una empresa amiga se inhiben y hacen firmar la compra por un secretario de Estado, que luego se beneficiará, por ejemplo, otorgando favores a la exportación de la empresa de su pertenencia, el secretario no firma  pero si lo  hace su superior pagando la “gauchada”  anterior.El juego de las puertas giratorias y las resoluciones en tándem se complementan. No son paralelas sino que coexisten en el tiempo y quizá, durante mucho tiempo.  Además, no se puede creer que se ignore que la propia patronal Shell adquirió a BG (British Gas) en marzo de 2016 cuando se negociaba la compra vía ENAP y Enarsa de gas natural licuado. Fue tan importante la adquisición que convirtió a la Shell en la petrolera más grande del “occidente” y comparable con Gazprom, la más grande gasífera del mundo. No se “interfirió”, pero si no leyó la prensa mundial que informaba de esta adquisición, pudo haber “inferido”. O es que no se conocen los negocios de la ex patrona porque se está aún aprendiendo a ser ministro.

1 Declaración de Juan J. Aranguren en el Senado de la Nación en la página web del Ministerio de Energía y Minas, 14 de junio de 2016 (https://www.minem.gob.ar/www/706/24811/articulo/noticias/1237/importacion-de-gas-de-chile-nada-para-ocultar.html).  2 “Hoy en día, Royal Dutch Shell tiene su sede en Holanda pero está incorporada en el Reino Unido. Sus acciones primarias se cotizan en Londres y otras secundarias en Ámsterdam y Nueva York”, en “Shell avanza en rentabilidad gracias a la disciplina en el gasto”, por Jack Hough (Barron’s) del The Wall Street Journal publicado en La Nación de Buenos Aires, 20 de julio de 2016.

San Martín, el Gran Estratega Político y Militaren homenaje al 17 de agosto de 2016por Félix HerreroAbogado y Lic. en Economía 17 de agosto de 2016I Próceres billikenizados Moreno murió envenenado en alta mar, Castelli fusiló a Liniers y tuvo cáncer de lengua, Belgrano  creó una bandera, San Martín fue un gran táctico y estratega exclusivamente militar, Artigas fue un rebeldes secesionista vencido por López, Monteagudo fue víctima de un asesinato por causas de amores, Rozas fue un importante ganadero, los caudillos montoneros fueron incultos rebeldes sin causa, Yrigoyen fue un beneficiado electoral de la Sáenz Peña, y Perón estudió militarmente en la Italia y Austria fascistas. Nadie de ellos fue lo que fueron.Moreno no fue paladín de la nuestra independencia, ni Castelli el verbo de la Revolución1.  Belgrano no fue el defensor de la independencia de España y de toda potencia extranjera, San Martín lo mismo y aunque es el argentino que encarceló a Rivadavia y lucho contra el intento de crear un Reino Unido del Río de la Plata. A Artigas se lo ignora a pesar de ser el gran transformado social que logró un año y diez días que Tucumán la independencia de las Provincias del este argentino con el grito de que somos pueblos libres, Monteagudo es el que luchó y murió por la unión latinoamericana, Rosas se enfrentó al mismo tiempo a los dos mayores imperios de entonces, Reino Unido y Francia.  Los caudillos federales se opusieron al cambio de dependencia de España a Inglaterra y a la lucha interna que fue la guerra del Paraguay, Irigoyen es el que defendió a los barcos argentinos de los ataques alemanes, y Perón el que declaró que la independencia política no era completa sino se lograba la independencia económica. II Argentina nació agrietada La gran consigna sanmartiniana dice “Seamos libres que lo demás no importa nada”.2 Nos dice que la gran grieta es por la independencia y esta divide aguas. El otro mandato de José Francisco afirma la unión nacional frente a los enemigos externos de la América Latina: “Tiempo ha que no me pertenezco a mí mismo, sino a la Causa del Continente americano” (Lima, 1822). Afirma que  ni siquiera pertenece a sí mismo, por lo que nunca pudo ser afiliado junto a los “partidarios de sí mismos”, como los llamaba Belgrano. Completa el concepto lo primero es la soberanía nacional lo que reafirma diciendo “Cuando la Patria está en peligro, todo está permitido, excepto no defenderla”. Quienes se llaman socialistas, marxistas o progresistas, liberales, roussinianos o conservadores antes que argentinos o latinoamericanos priorizando sus idearios ideológicos sobre los de la patria grande jamás podrán comprender el nacionalismo sano y amplio de San Martín, que nada tiene que ver con ciertos nacionalismos oligárquicos afincados en intereses económicos propios o extranjeros. San Martín afirmaba que la unidad nacional impediría la división y el debilitamiento de la sociedad argentina; lo dice en 1819 cuando escribe a Estanislao López diciéndole que “Mi sable nunca saldrá de la vaina por opinión política”. No  obstante colaboró en la caída del primer triunvirato rivadaviano y confirió a Rosas su honroso sable, porque en ambos casos “la Patria estaba en peligro” y no eran cuestiones de políticas subalternas. Respecto al federalismo, el, que luchó contra el centralismo de Buenos Aires, no aceptaba un modelo anarquizante y que dividía. Como se logró con la organización nacional, la soberana es la Nación, y las Provincias que la constituyeron reservaron su autonomía y la descentralización municipal. Tampoco aceptaba el abuso oligárquico de algunos gobernantes de provincias que quieten quedarse con todo: “Si con todas las Provincias y sus recursos somos débiles, qué nos sucederá aislada cada una de ellas”. Estos intereses hoy día han logrado dividir provincialmente los recursos petroleros y mineros, dando el triste espectáculo de provincias débiles que deben discutir con empresas gigantes. Hay Provincias argentinas que no alcanza a tener el 1 o 2 por ciento del PIB argentino y negocian  ---precisamente no de igual a igual--- “concesiones” con petroleras que tienen ingresos anuales superiores al PIB de todo el país. Debilitar para que reinen las multinacionales que hasta se dan el gusto de colocar ministros de energía y minas.Una de sus máximas a Merceditas es muy actual porque rechaza la posibilidad de luchas internas por razones religiosas. Así, le dice a su hija que debe tener “Indulgencias con todas las religiones”.Hay grietas reales y que hacen a la identidad y rajaduras ficticias, impostadas y sinsentido, no siempre provocadas desde afuera.La Argentina nació y sigue agrietada, entre los que queremos la independencia nacional y los que solo confían en los negocios de las inversiones y endeudamiento externos. En el fondo, la grieta existirá mientras haya nacidos o con ciudadanía argentina que no confían en la capacidad de los argentinos.Siempre hubo dos Argentinas: la del primer párrafo de estas notas, con protagonistas billikenizados que sirven a cualquier interés, y la de verdaderos, de carne y hueso que están al servicio de la independencia. Primero seamos libres que luego optaremos los modos de democracia que querremos, buscando cada vez más la democracia participativa que no sea manipulada por democracias representativas, con representantes que se venden a cualquier precio. Con Belgrano, repito, no seamos nunca del sector de los partidarios de sí mismos. III Tipos de grietas Sobre las grietas lo importante es lo que separa: si se trata de formas (republicanas, representativas, participativas), o de discusiones de poca esencialidad introducidas muchas veces desde afuera (democracias formal versus democracias populares), o de pensamientos externos (mercado libre o proletariado propios de los países industrializados de hace más de dos siglos), o la rupturas se deben a causas esenciales: ser o no nación, tener o no justicia social, tener un pueblo libre y no sometido, tener unida nacional no dividida por razones extrañas ni ideologías, por ubicaciones de izquierda o derecha. Por ende, hay grietas y rupturas muy distintas y de baja o elevada importancia. Hay en muchos naciones de mundo movimientos terceristas en que la primera definición junto a la dignidad de la condición humana, en lo político es ser dependientes o independientes. Si no somos dependientes no hay izquierda o derecha; recién si lo somos podemos dar más prioridad a valores de izquierda o de derecha. Hoy el mundo desarrollado y menos dependiente se ubica en el horizonte desde las izquierdas (marxismos y progresismos) hacia la derecha con conservadorismos y liberalismos, Tanto el marxismo como el liberalismo, Marx y Rousseau desarrollaron doctrinas políticas para sus países o Europa: nada pensaron para ni ---por supuesto--- desde América Latina.   Frente a las grietas de la confusión San Martín quería la unidad nacional. IV El gran ejemplo sanmartiniano El menoscabo de la figura de San Martín exigió muchas manipulaciones de su gran figura ejemplar. Nadie duda que sus consejos a su hija Merceditas Tomasa (Bruselas, 1824) son de hondo sentido ético y de amor paterno, pero hacer creer que San Martín nace y termina haciendo máximas en su vejez es disminuir su grandes principios éticos destinados para el pueblo argentino y regional.Este es el gran ejemplo de San Martín, que prefirió exiliarse a pelear entre argentinos: el Principio de la Unidad Nacional. Prefirió hacer su gran renunciamiento a desintegrar el proceso liberador de América Latina, amó a su Tierra tanto como a su pueblo. El San Martín no billikenizado respondía a su sangre o a su amamantamiento: la guaraní Rosa Guarú que lo hizo hijo o hermano de los indios, a los que llamaba amigos y compañeros. Su apodo de Negro lo acompañaría toda su vida. V Con su amigo Belgrano, primero la independencia y tener Patria Grande Con Manuel Belgrano creía que primero había que ser independientes, y luego se podía ser republicano o monárquico, centralista o descentralizado, unitario o federal. Claro que para llegar a serlo había que combatir a España y a todas las potencias extranjeras que querían reemplazarla en su carácter de países colonialistas. Por eso estuvo contra el primer triunvirato de los doctores del puerto. VI Para el correntino San Martín, lo primero es primero Primero lo primero, siempre dijeron nuestros guaraníes (es el first of the first también en Estados Unidos). Primero ser libres de esclavitud y de potencias extranjeras. Por eso San Martín vio con ojos guaraníticos la primera gran independencia argentina, cuando en Arroyo de la China seis provincias (Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes, las Misiones con delegados de Yapeyú y Concepción y la Banda Oriental) declararon la primera independencia sin ninguna duda que la misma nos liberaba de España pero también de cualquier otra pretensión imperial de terceras potencias. Claro que los directores porteños seguidores de Rivadavia impidieron a los delegados de Buenos Aires llegar a Concepción del Uruguaya, para que no se lograra una paz con respeto a estas provincias y no se extendiera la liberación nacional de los Pueblos libres. Muchos argentinos desconocen la primera declaración de la independencia política de 1815 porque no se recuerda ni celebra. ¡Cómo recordarían la primera independencia política si casi no celebraron los 200 años de la independencia del Congreso de Tucumán! ¡Qué tiempos ´pasados que no quedaron ni como ejemplo! Cómo cuando en 1950 se recordó durante todo el año el centenario de la muerte de San Martín! VII San Martín nos enseñó a no ser estúpidos San Martín, Bolívar y los demás conductores civiles o militares nos enseñaron que no podemos aceptar divisiones nacidas de intereses estúpidos o provocados por intereses extranjeros. Nuestra América Latina, aún dividida, ha evitado muchos conflictos, pero no pudo soslayar guerras entre la petrolera estadounidense Standard Oil y la británica Shell por la lucha de los recursos (la Guerra del Chaco entre Paraguay y Bolivia en 1932-35, y la guerra peruana-ecuatoriana de 1941). Centroamérica que tuvo en 1969 un conflicto entre los sectores latifundistas tuvo su guerra, corta pero cruenta (murieron cerca de dos mil personas civiles y militares) que coincidió con un partido  conflictivo y por eso la guerra es conocida como la Guerra del fútbol.Nuevos estúpidos en las olimpíadas de Río de Janeiro pretendieron provocar problemas entre los asistentes locales y argentinos. Pero gracias a estadistas inteligentes se han logrado acuerdos permanentes que son ejemplo pacíficos en el mundo como la colaboración nuclear para la paz entre ambos países. Las guerras y disputas en América Latina han intentado ampliar aún más el no encuentro que la patria grande aún no ha logrado, porque como en nuestro país la región tiene grados de independencia política pero está lejos de tener la autonomía económica, que le permitirá tener medios y recursos para seguir una tendencia de mayor felicidad a su pueblo. Que San Martín nos guíe.

1 No se puede dejar de leer La revolución es un sueño eterno, novela breve, Grupo Editor Latinoamericano (GEL), Buenos Aires, 1987 (Alfaguara, 1993),  y El farmer, sobre de Rosas, Alfaguara, 1996.  2 Norberto Galasso publicó en 2004 la biografía de San Martín  con el título  de  ’Seamos libres y lo demás no importa nada”.

Discutir los Efectos Para Encubrir las Causaspor Félix HerreroAbogado y Lic. en Economía 28 de agosto de 2016“hell” en el idioma inglés significa infiernoNos interesa mucho discutir el precio del gas en boca de pozo. Especialmente    porque a diferencia de otros países el mercado está más concentrado y no hay    tanta competencia que beneficie a los usuarios. Horacio Bersten, Clarín, 21 de agosto de 2016 Ahora, todos a las audiencias. Deben ser multitudinarias así esas audiencias    serán vinculantes, no en lo jurídico, pero sí en lo político.Marcelo Parrilli, La Nación, 21 de agosto de 2016 El jueves  ingresó a máximo Tribunal el primer recurso por los incrementos    en las tarifas de luz. Y se avecinarían las del agua.Eduardo van der Kooy, Clarín, 21 de agosto de 2016  1. La cadena de producción y de precios En las actividades económicas la producción es una combi-nación de trabajo (intelectual y mano de obra), materia prima o producto intermedio e insumos, tecnología propia de la producción que se trate, y  capital fijo ya sean las máquinas o financiero. Por eso, en los costos de los productos se encuentra el gasto en adquirir materia prima (el trigo para el harinero, la harina para el panadero, etc.) o bienes intermedios (el acero para el fabricante de automóviles).Los costos originales (de la producción de materia prima original o de los insumos) son muy significativos en la producción de derivados del petróleo y del gas (naftas, por ejemplo) y del gas en cañería o el GNC. Cuando, el petróleo crudo significa alrededor del 40% del precio de los combustibles como en Argentina resultando un ejemplo de la importancia original que tiene esta materia prima que es un producto estratégico y no meramente una commodity. 2. El ineficiente sistema regulador El pecado original de los sistemas que eliminaron al Estado productor (por ejemplo, en Argentina a través de YPF, Gas del Estado, las empresas generadoras de electricidad, etc.) por el Estado regulador es que, a propósito, se quedaron cortos en la regulación. No fueron a la actividad originaria o primaria.Por la presión de las petroleras, gasíferas, y generadoras en Inglaterra (de donde el sistema regulador es copiado por otros países, como Chile y Estados Unidos, y luego por la Argentina en base al modelo chileno y británico) se decide que la tarifa (precio administrado) y la regulación solo alcanza a las etapas secundarias y finales de la cadena productiva y de precios, dejándose libres aunque muy influyentes los precios en boca de pozo (gas y petróleo) y a pie de generación (hidroeléctricas, generación térmica en base a petróleo y gas).El famoso caso de la estafa Enron en Estados Unidos descubierto en octubre de 2001, hace 15 años, estuvo su causa en esta regulación  incompleta. Esta empresa de origen eléctrico se extendió como servicios públicos al gas natural. La libertad inicial de establecer los precios de la actividad generadora y de venta a las distribuidoras mayoristas de gas natural significó precios insatisfechos: la libertad de precios de los extractores al que compraba el gas natural y la “luz” pero luego su limitación en las tarifas directas a los usuarios (precio administrado) le provocó pérdidas, a pesar de importar los energéticos de otros Estados que no se declaraban, a otros precios y que gracias a la contabilidad imaginaria fueron también ocultados,. Todo este berenjenal llevó a Enron a su quiebra, y a la desaparición de la auditora Arthur Andersen, que debía monitorear la grave situación e informar a los accionistas. Todo terminó con el presidente de Enron a la cárcel perpetua y al sistema regulador desintegrado criticado por muchos empresarios y analistas. El fracaso de la regulación parcial produjo la aparición de instituciones que bregaron por una regulación integral, que naciera desde el principio sin el pecado original de “libertad” o de precios subsidiados al principio. ¿Para qué? Para darles a las petroleras el control final. 3. ¿Dónde nace la crisis tarifaria argentina? Esta irracionalidad aparece inocultable y fuertemente en la crisis tarifaria argentina,  que tiene ocupado ineficientemente al gobierno desde el mes de febrero cuando informó que tomaría las medidas para aumentar las tarifas de agua, gas natural y electricidad. El 31 de marzo lo avisó el ministro de Transporte, el 1 abril lo publican en el Boletín Oficial, en julio la Cámara Federal de la Plata declaró nulos los aumentos que en algunos lugares llegaron al 1800% y ese mes el gobierno desanda y pone límites de 400 y 500% a los aumentos y en agosto es la decisión de la Corte.Mientras mantuvo  el subsidio a las petroleras (y en algún mes incluso lo subió) utilizó la libertad de imponer a favor de las empresas petroleras el precio del petróleo crudo (67,50 dólares el barril al de Neuquén y 54,90 al del golfo de San Jorge). No les bastaba a las petroleras el gran subsidio (hoy se trata de disfrazarlo llamándole “precio sostén”) al petróleo crudo, sino que consiguieron recibirlo por la extracción del gas natural el premio más alto del mundo, 5,00 dólares y 7,50 dólares el gas natural excedente (inversión nueva) por el millón de la medida de potencia calórica conocida como British Thermal Unit (BTU, su sigla en inglés). Pero como vendedor callejero que siempre tiene una víbora más y otra oportunidad, las petroleras reciben además, por exportan crudo pesado de San Jorge el regalo 10 dólares por barril, aunque ahora mismo no está en vigencia porque el precio internacional del crudo superó los 47,50 dólares el barril.Es decir, si la refinería o las grandes distribuidoras de gas natural deben pagar a los extractores el descomunal precio subsidiado, obviamente funciona la cadena de precios: se encarecen desde el origen, y esto es inflación aunque se trata de convencer que la única inflación provenga del subsidio social del Estado. Se debe recordar que el gas natural a los hogares (73% de la demanda) y comercios e industrias, el fueloil y el gas natural que utilizan las generadoras térmicas de electricidad que aún representan la mayor parte de la oferta eléctrica argentinaEl pecado original de los subsidios a las petroleras se vuelca sobre los indefensos consumidores de gas natural, combustibles varios y electricidad. No parece justo que un consumidor que vive en Jujuy, Neuquén o en un barrio de la capital federal o el suburbano bonaerense sea castigado por este “pecado original” que es transmisible a todos los servicios públicos, incluso al agua que utiliza electricidad como in-sumo. 4. Debatir todo, sin evadir el principio: del Principio al Fin Un casi obvio dicho popular dice que Sin Principio no hay Final. Y esto parece que es lo que vivimos: desde cuando el gobierno anunció su intención de remontar tarifas hasta la sentencia de la suprema Corte han pasado prácticamente el 85 por ciento del período que los funcionarios del ceísmo que no han podido lograr sus objetivos. Han perdido tiempo por ineficiencia y todavía el final no se ve, sino que se alarga porque las tarifas eléctricas seguirán el camino de las gasíferas. Además, gobernar a un país no es obtener ganancias para una empresa. Por eso están llenos de puertas giratorias y grandes peligros de corrupción a través de las formas de las decisiones en tándem: por ejemplo, lo sería si Aranguren firma los subsidios de exportación que sirve a Cerro Dragón, de PAE, de donde proviene como vicepresidente el Secretario de Combustible José L. Sureda, y de forma similar si Sureda firmó la importación de GNL comprado a Shell. Cuando debatamos las subas de tarifas de agua, gas y electricidad no permitimos que se eluda la discusión sobre los gigantes subsidios a las empresas petroleras. Según algunos cálculos, el subsidio social a las tarifas apenas supera a los subsidios económicos que reciben las grandes petroleras que están en el país.

Las Puertas Giratoriaspor Félix HerreroAbogado y Lic. en Economía 4 de octubre de 2016En la semana pasada, una ministra de Macri se refirió a la inseguridad que provoca la no entrada de delincuentes a las cárceles con la expresión de que existen en el sistema judicial/penitenciario argentino comportamientos los cuales los delitos no son sancionados o –si lo fueran—no son materia de cumplimiento penal. La expresión puertas giratorias tiene dos sentidos en el campo político:   la circulación por el juzgado con el beneficio de tener puertas que permiten salir sin quedar encerrado para cumplir con la pena sobreviniente. Hay otro sentido, nacido en Estados Unidos pero muy utilizado en nuestro país y América Latina. Esta segunda acepción es la que expresa que algunos gobiernos se alojan ejecutivos de empresas para funcionar a favor de ellas y no del país ni de su pueblo. Como paradigma de estas “puertas” es el caso de Richard Cheney, vicepresidente de Bush hijo, proveniente de ser vicepresidente –o consejero superior—de la petrolera Schlumberger. Siendo segundo de Bush derogó los regímenes de Aire y Agua limpios y la norma general de cuidado ambiental. Derogó la ley de Energía para que se promulgara la actualmente vigente, muy favorable a la explotación de petróleo y gas, y que permitiera la extracción no-convencional. Por supuesto, cuando el período de Bush terminó, Dick Cheney continuó en otra empresa, también petrolera, su carrera de funcionario: ya había cumplido y la carrera de CEO no llegó a su fin. Entre la primera versión de “las puertas giratorias”, así llamadas porque no tienen fin y pueden girar sin detenerse como exigen las leyes, ya sea para ser funcionario sin solución de continuidad  viniendo de la empresa, o incumpliendo el espacio de tiempo que los funcionarios alejados del gobierno deben aguardar antes de  pasar nuevamente a tener funciones directivas  o decisivas en la empresa privada. La actividad que hace uso de las “puertas giratorias” está emparentada con el delito o con la ilegalidad. Además, por supuesto, vulnera las normas éticas y es de mal gusto. La versión criolla de la primera acepción refiere a delincuentes que son liberados sin cumplir condenas, a jueces de la justicia oficial, y a personas que trabajan en la penitenciaría o policías. La versión más internacional, o sea la segunda acepción de las puertas también colisiona con normas legales, por lo cual este ceísmo está más cerca de la ilicitud que de la conducta legal y moral. Hoy el gobierno argentino es ejemplo mundial del nombramiento de funcionarios de primera importancia que fueron presidentes o CEOs de las empresas privadas, incluso de las extranjeras con fama de comprar la voluntad de funcionarios públicos. Algún político desinformado cree que con esta política se obtendrá más eficiencia; está demostrado que fracasará quien no se preparó para ser responsable de la obtención de los beneficios que debe asegurar el bien común y general. No es lo mismo, por ejemplo, el objetivo: no coinciden en muchísimos casos el interés público con el privado. Y el tiempo tampoco: en la empresa privada prevalece el corto plazo y, quizá, el mediano plazo, porque hay que dar beneficios en el presente para que los socios reciban beneficios: si no se logra esto la asamblea puede reemplazar a presidentes y CEOs,  El largo plazo es de otros y, en este sentido, no interesa. Por eso no realizan las inversiones de larga maduración. Ellas no inciden en los beneficios de este año. Viven solo el corto plazo, y luego nos improvisan causas ante los apagones eléctricos, los cortes de gas, la importación de petróleo crudo y combustibles. La causa es la falta de inversiones (en esto estamos todos de acuerdo), pero no todos coincidimos por los motivos de esta ausencia. La falta de inversiones es producto de las privatizaciones, que por supuesto, a diferencia de la empresa pública, a la compañía privada no le interesa porque es para el futuro “largo”, ni le preocupan los intereses de la población si son extranjeras. Pero así como existen barriles criollos y precios criollos para el petróleo (y el gas) la imaginación de los que bordean los delitos económicos han inventado el tándem de las resoluciones. Por ejemplo, al CEO que proviene de una empresa le dicen que no firme tales resoluciones o decretos que benefician o tengan relación con su ex (¿ex?) empresa y que lo haga otro funcionario. El caso argentino no tiene límites, porque los ceístas van más allá de los titulares de los ministerios: también hay secretarios del mismo ministerio que provienen con cargos de otras empresas. Entonces es fácil proceder a ceder en tándem:   hoy yo te firmo a vos, y mañana vos me firmás a mí, y así los dos eludimos que nos acusen de firmar resoluciones y decretos que interesan a la firma de la que nunca renunciamos, como se prueba cuando además de haber sido funcionario de las empresas  seguimos siendo beneficiados como accionistas en el presente de las firmas que nos interesan beneficiar.

Ministros Coloniales… Y De Las ColoniasPor Félix HerreroAbogado y Lic. en Economía 19 de diciembre de 2016En 2011 Rex Tillerson, CEO de la Exxon Mobil,  logró un acuerdo que permitía a Exxon acceder a los valiosos recursos del Ártico en Rusia, además de posibilitar a la petrolera estatal rusa, Rosneft, invertir en concesiones de Exxon en todo el mundo.Cuando los imperios –como lo es todavía la etapa actual de la historia de Estados Unidos—eligen sus ministros de relaciones exteriores la prioridad es mantener limitados los poderes de las otras potencias y designarlos por la experiencia  colonial que tienen.Donald Trump primero pensó en Rex Tillerson para el Departamento de energía (ministro), pero luego ascendió en su demanda y lo nombra a cargo del Departamento de Estado (cancillería). Es decir,  el presidente de la empresa ExxonMobil, la primera empresa petrolera estadounidense (y con la china Sinopec la segunda del mundo) se hace cargo de las relaciones exteriores de  Estados Unidos de América. Parece que ahora no hay designaciones indirectas: quién dirige el petróleo norteamericano en el mundo dirigirá las relaciones exteriores.  El dicho que dice que dónde hay petróleo hay guerra hoy está vigente:  Estados Unidos está involucrado en las guerras del medio Oriente, como en las de África, mientras mantiene su cerrada oposición al gobierno venezolano. La designación “imperial” resulta de estas circunstancias. No olvidemos que ExxonMobil es con Walmart la primera empresa por sus ingresos por venta en Estados Unidos y es la hija legítima de la Standard Oil Company, que con Shell y British Petroleum (hoy BP) llevan la marca histórica de las guerras petroleras del mundo. Nuestro país estuvo en dos conflictos con origen o causas petroleras, la Guerra del Chaco y la Guerra y conflicto de Las Malvinas. En el primer caso, la guerra  paraguayoboliviana fue una guerra que tuvo como primeros querellantes precisamente a la Standard  Oil (luego Esso, luego Exxon y hoy ExxonMobil) y la británica Shell. La Shell nos pone al día el caso de la designación del ministro de Energía y Minas en Argentina hace un año. Nuestro país en su versión colonial (no olvidemos  el eslogan forjista: “Somos una Argentina colonial, queremos ser una Argentina libre”) –a diferencia del país imperial— nombra ministro a un empleado de la petrolera Shell. O sea que entrega la conducción de la energía y el petróleo a la firma británica. El señor Juan C. Aranguren fue empleado durante toda su vida hasta jubilarse de la Shell, sin haber conocido desde adentro al sector público ni a empresas privadas argentinas. Se dirá que es el mismo caso de Rex Tillerson, pero hay grandes diferencias. El funcionario de ExxonMobil también sirvió toda su vida solamente a la empresa petrolera hasta  jubilarse (estaba previsto que en el año 2017 dejaba la presidencia de la empresa para retirarse) pero para los norteamericanos llega a la función pública desde una empresa  multinacional norteamericana. En el caso argentino, llega un empleado de una empresa multinacional de un país en conflicto por las Malvinas, territorio nacional donde en su subsuelo se depositan grandes reservas petroleras. En las naciones imperiales o en las naciones que gozan de independencia aunque no sean imperiales sus ministros no pertenecen ni son accionistas de empresas extranjeras, como es el caso Aranguren. En las colonias en común que los ministros provengan de las empresas extranjeras. En el nuevo caso de Estados unidos “Ya no se trata de una superestructura sobre el Poder sino la estructura misma del poder. La presencia más conmocionante en ese equipo… es el del canciller Rex Tillerson, el ceo de Exxon” (Marcelo Cantelmi, “Sobre Trump…”, Clarín 17 diciembre 2016).Por su parte, la situación colonial nos recuerda la anterior situación expresa de Kuwait, donde por constitución el ministro de petróleo debía ser ciudadano británico.Fragmento del artículo "Kurdistán iraquí, quinta columna occidental en Medio Oriente", publicado el 28 de Noviembre de 2014, de Andre Vltchek, filósofo, escritor, periodista investigador, realizador de cine e internacionalista: "La Región Autónoma Kurda de Irak (con Erbil como capital) trata de presentarse como relativamente estable y crecientemente próspera, 'no como el resto de Irak'. Posee parte de las mayores reservas de petróleo del mundo y por eso atrae inmensas inversiones de Occidente. Mientras el resto de Irak está bañado en sangre, descomponiéndose económica y socialmente, 'no se permite' que esta parte del país 'colapse', debido a la importancia estratégica que tiene para EE.UU. y Europa."...Una directora de escuela alta, hermosa y orgullosa, lleva un pañuelo. Entro rápidamente en su oficina, y luego voy más despacio y me disculpo. Le hago solo una pregunta:-'¿Llegan aquí, a su escuela, al sector educacional, algunos de los ingresos de todas esos campos petroleros y refinerías?'Su respuesta es breve y precisa, como mi pregunta:-'¡No, nada! ¡Nuestra gente y nuestros escuelas no reciben absolutamente nada!'Pero la cantidad de millonarios kurdos aumenta, así como la cantidad de limusinas de lujo y vehículos todoterreno, así como los ostentosos centros comerciales para las elites, así como los ejércitos de arrogantes guardias de seguridad, locales e importados.Como en tantos otros estados 'clientes' de Occidente, en el Kurdistán Iraquí no es seguro si todos esos hombres que exhiben sus ametralladores protegen realmente al país de los terroristas o defienden a las elites de las masas empobrecidas.No lejos de los campos petroleros hay un inmenso campo de refugiados; es para los exiliados sirios.". En el 2011 Tillerson tomó la decisión de suscribir seis acuerdos con la industria petrolera del Kurdistán iraquí. Los convenios desconocían la autoridad del gobierno central de Irak. Esta política de ExxonMobil era totalmente opuesta a la postura de la Administración Obama. En la foto dos ninas (una de ellas con una inscripción en su vestido que dice amor en imglés) guían a su madre ciega a través del campo de refugiados ubicado junto a un puesto de control kurdo (13 de Junio de 2014)

“Es el petróleo, estúpido”por Félix HerreroAbogado y Licenciado en Economía 8 de enero de 2017Amrand Hammer, médico y magnate norteamericano, que a mediados de 1921 viaja a Rusia donde conoce a Lenin quien le dá la exclusividad para la explotación de asbesto en los Montes Urales. En 1956 decide invertir en la explotación petrolera comprando la Occidental Petroleum. Su colección de arte cuenta con obras de Rembrand, Renoir, Rubens y un códice escrito por Leonardo Da Vinci por el que pagó 5.5 millones de dólares en 1981.Me tomo la libertad de titular este artículo parafraseando la frase electoral de Bill Clinton, y que hace poco fuera glosada por un notable especialista en geopolítica petrolera1, dada la importancia que tiene el petróleo en la política internacional actual. El petróleo conserva su actualidad, una de las causas de que la política exterior de Trump se haya dispuesta a asociar a Estados Unidos con Rusia y no con China. Cuando más fuertes sean los lazos con Rusia (dirigida por blancos y cristianos) será más fácil desligarla del no hace mucho conocido por los occidentales como el peligro amarillo. Con la guerra fría, los occidentales se denominaban sí mismos “occidentales y cristianos”, aunque Japón no era ni lo uno ni lo otro. Hoy la unión de EEUU con Rusia podría ser de denominación menos errónea, ya que Putin es un miembro practicante de la religión ortodoxa. Y para colmo, su sector europeo es el aventajado que se impone sobre el asiático: los rusos son blancos y no amarillos. En el año 2016 se desplegaron varias políticas que signarán los años próximos. En el año recientemente pasado el mundo del norte vivió dos hechos fundamentales: la separación del Reino Unido de la Comunidad Europea, y la elección de Estados Unidos consagrando a D. Trump. En ambos casos hay autores que entienden que son algunos de los recientes actos logrados por corrientes populistas, ya sean de  izquierda como la de Jeremy Corbyn el nuevo líder laborista  inglés o de derecha como Trump. El nuevo presidente de Estados Unidos promete cambios de muchas de las políticas que se presentaban como inquebrantables por ciertos sectores del poder económico. Pero vino alguien que no quiere intermedios entre el poder económico y el gobierno. No son necesarios los intermediarios. Los empresarios pueden de manipular a los gobiernos pero consideran que deben dar el siguiente paso con el gobierno de las empresas; con algún parecido con lo que pasa en nuestro país: que con la ceocracia los empresarios necesitan menos mediadores. 1. El petróleo en la geopolítica de las grandes potencias. Algunos se preguntan por qué hay tanta influencia creciente del petróleo en la política mundial cuando el mundo está transformando su matriz energética. Pero esto ¿es así? ¿Es real esta transformación verde de la matriz mundial? El poder petrolero tiene cada vez más influencia en los gobiernos y en la política universal. Como antes, pero con mucho más profundidad ahora, el que no tiene petróleo no puede existir ni influir. Estados Unidos pierde el primer lugar como potencia económica2 por la creciente China (no se discute  que militarmente conserva la primacía). La amenaza de Trump de poner aranceles del 45% a los productos chinos aún  se discute fuertemente en los propios sectores empresarios de Estados Unidos. El populismo trumpeano planteó como eslogan electoral que EUA debe volver a ser la más grande potencia mundial. Pero mientras sea el gran deudor de China vive una inestabilidad en el sector económico como segundón. Entonces, la estrategia para recobrar el primer lugar perdido consiste en debilitar a China en sus asociaciones internacionales y en sus proveedores de petróleo, como es Rusia. China agotó el petróleo de su mar, pero hoy se supone que posee el no-convencional que necesita el uso del fracking.  Rusia está en el primer lugar como exportador de crudo en el mundo, y quien dependa del petróleo ruso, y también del de Medio Oriente, quedaría desamparado si se separa de Rusia, porque la provisión de origen árabe entra en una faz cada vez más inestable  por los conflictos armados de la región (“dónde hay petróleo hay guerra” siempre se dijo). “En Siria, en Yemen, en Egipto, en Camboya, la gente y los niños son bombardeados por tres  barriles de petróleo”, afirma Beatriz Aguirre-Urreta, del CONICET argentino3. Según analistas occidentales en recientes trabajos llegan a la conclusión que la Energy Statistics Administration del government of United States (EIA4) no repetiría el error que cometió cuando atribuyó erróneamente gigantescos recursos a una nueva región no-convencional en Monterrey.No en vano el presidente y accionista importante de ExxonMobil (la primera empresa petrolera norteamericana) es designado canciller de relaciones exteriores (Departamento del Estado) mientras se asegura que un petrolero tejano sea el ministro de Energía (Departament of Energy). 2. Volver al “principado rojo”. Estados Unidos no tuvo diferencias con Rusia y China en las dos guerras mundiales: estuvieron asociados entre ellos.  Pero el canciller que asumirá el 20 de enero es además amigo del líder ruso.  Putín, desde el  primer cargo de gobierno fue generoso en otorgar concesiones a ExxonMobil, la antigua Standard Oil, símbolo con la británica Shell del imperialismo petrolero del siglo veinte. Mientras ExxonMobil obtiene concesiones, las otras firmas adquieren acciones del fondo de Rosneft (Glencore de origen estadounidense, la italiana ENI, la noruega Statoil). BP se asoció con otra petrolera rusa y terminó siendo  intervenida por el gobierno.  El 30 de agosto de 2011 ExxonMobil y Rosneft firmaron una importante asociación  con exclusividad sobre el mar Ártico. Los rusos consiguieron la promesa de abordar territorio de EEUU, y en el golfo de México. Pero la asociación petrolera tiene sus espacios secretos: en los Panama Papers aparece la empresa Exxonefts inscripta en el paraíso fiscal británico de las Bermudas.Esta no es la primera vez donde un sector petrolero norteamericano mantiene una relación estrecha con los intereses rusos. Vladislao Lenín fue amigo de Armand Hammer. Todo el mundo conoce a Lenín, pero no siempre al petrolero estadounidense. Hammer era descendiente de rusos  cuyos padres emigraron  a Estados Unidos. Hay historiadores que afirman que su padre conoció a quien fuera el líder de la revolución comunista. Armand Hammer fue un médico enriquecido en el comercio del arte de las pinturas, y de ese modo hizo una fortuna. Compró una pequeña petrolera que comenzó a tener grandes éxitos en el descubrimiento de petróleo (primero en Libia,  luego en América Latina, Medio Oriente y en los propios Estados  Unidos). Así Hammer se convirtió en multimillonario y su empresa  Occidental, conocida como Oxy (en Argentina logró uno de los contratos de  Arturo Frondizi en Mendoza), pasó a ser una de las más grandes petroleras norteamericanas.  Según varios historiadores Armand fue amigo de Lenín, y según algunos incluso le pagó su exilio en Suiza, y le habría financiado el viaje triunfal a Moscú cuando la corriente bolchevique hace cien años se hizo del gobierno ruso. Incluso, Oxi habría favorecido a la Unión Soviética a través de la comercialización de crudo. A Armand lo bautizaron el “príncipe rojo” por esta amistad. O sea que la amistad petrolera ruso-norteamericana tiene una tradición de más de un siglo, ayer entre A. Hammer y Lenín, y hoy entre R. Tillerson y Putín. 3. Resumen: aislar a China. Separar Rusia de China, para que esta última se quede sola y sin petróleo es parte de la estrategia de importantes sectores empresarios norteamericanos. ¿Podrán hacerlo? Los últimos esfuerzos de Obama de conflictuar la relación con Rusia no van en esta dirección. En esto se juega el destino de Trump y de la geopolítica mundial.  Nosotros lo veremos sin tener participación alguna: desde el gobierno Macri y Malcorra eligieron a Clinton contra Trump. Para remediarlo, Macri designa como nuevo ministro en el área de economía a Nicolás Dujovne, hijo de un socio de Trump en el negocio inmobiliario y de la construcción de edificios, mientras Malcorra que tambalea por sus continuos errores (apoyo a H. Clinton, fracaso como secretaria de Naciones Unidas, nuevos acuerdos sobre Malvinas), llora por haber apoyado a la señora Clinton.

1 F. Willliam Engdahl, "¿Darfur? Es el petróleo, estúpido...", en referencia a la guerra de Darfur entre firmas petroleras de Estados Unidos y de China.  2 Bloomberg, “China derrotará a EEUU en una guerra comercial”, 29 de diciembre de 2016. 3 En “Retrato del Cretácico en unas cuantas caracolas”, Ñ, 31 de diciembre de 2016. 4 “Shale gas: China se esfuerza por explotar sus recursos”, por Alain Ruello, corresponsal en Beijing, de Ecos, París, 29 de agosto de 2016: “El país tiene las mayores reservas del mundo. Pero mucha complicación geológica e hídrica en sus proyectos. ¿China, gigante en la fabricación de gas de esquisto? Con 31,500 billones de metros cúbicos de reservas técnicamente recuperables, según la administración, el país tiene el mayor potencial del mundo. Pero un potencial que podría permanecer mucho más tiempo como una promesa, porque Beijing cuenta con una situación menos favorable que el que prevalece en Oklahoma o en Texas.”

SESENTA CIUDADES Y UNA PROVINCIApor Félix HerreroAbogado y Licenciado en Economía 21 de enero de 201670 balcones hay en esta casa70 balcones y ninguna florMacedonio Fernández Moreno El gran Macedonio Fernández nos relataba sobre el edificio de setenta balcones en Corrientes y Pueyrredón, pero que no tenía ninguna flor. A la lucha antifracking argentina solo le falta una decena para llegar a ser Setenta Ciudades y una Provincia. Y si este movimiento continúa como un flujo subterráneo como nuestros ríos escondidos, poco falta para que digamos 70 municipios y muchas Provincias.Hoy hay 60 ciudades y una flor, la matera y truquera Provincia de Entre Ríos.Para los que creemos sin dudas que somos una Nación soberana, Provincias autónomas y Municipios descentralizados no tememos a las oposiciones que hacen a este movimiento las compañías petroleras antisociales y los políticos en oferta.El pasado martes 17 de enero, al listado de los municipios se agregó el de Vista Alegre de la Provincia de Neuquén con capacidad sancionatoria. Neuquén es el centro de la disputa entre los poderosos poderes petroleros, los políticos sin causa y los honestos concejales que en todo el país ya han sancionado 60 ordenanzas prohibiendo la técnica de irrespeto a nuestros pueblos, del derecho soberano del petróleo argentino (de las 19 concesiones en Vaca Muerta, 18 y media no son nuestras (YPF tiene 49 por ciento de propiedad extranjera).De los sesenta municipios (comunas, partidos, departamentos o localidades según la denominación que adoptan en cada provincia) la concentración se está dando en Entre Ríos,  donde además de su Ley provincial,  hay 36 localidades que han vedado la técnica fraquinera, junto con la Provincia de Buenos Aires (9 municipios), Río Negro (5), Mendoza (4), Neuquén (4) y Chubut (2). El mantener al día el estado de aprobaciones y rechazos a la práctica del fracking se lo debemos a Bernardo Zalisñak de Entre Ríos y a Ignacio Zavaleta de Buenos Aires, ambos integrantes del movimiento argentino de no al fracking.El derecho de normar las prácticas antivecinales es de evidente naturaleza municipal, pero siguiendo sus pasos en Estados Unidos, las petroleras inciden para que las autoridades de jurisdicción nacional (o provincial como pasó con Cinco Saltos en Río Negro) apelen o directamente anulen la decisión municipal. En Estados Unidos son numerosos los casos de este conflicto vertical de naturaleza  jurisdiccional, llegando ahora a ser incontables las apelaciones estaduales o federal contra las decisiones, incluyendo plebiscitos, de jerarquía municipal.Esperemos que pronto podamos decir que en nuestra patria son Setenta localidades y muchas Provincias las que impidan este sometimiento de las petroleras que no están dispuestas a ponerse límites o aceptar decisiones de jurisdicciones inferiores frente al ansia de hacer dinero.

Los CEOs trumpistas y la política energéticapor Félix HerreroAbogado, Licenciado en Economía, especialista en energía 24 de abril de 20171981 Donal Trump habla por teléfono en su limusina en Nueva York. Fotografía de Harry Benson.I. Los Ceístas El gobierno de Donald Trump no es vergonzante ni intermedio. Ha decido entregar áreas enteras de la economía, del campo social y la política inmigratoria a los amplios poderes de las corporaciones estadounidenses. La aplicación de este proyecto populista de corte antisocial tiene varias características: se aplica rápidamente, en los primeros cien días, que muchos desean que terminen con un Waterloo republicano,  provoca a los pueblos latinoamericanos y de otros continentes, designa como Macri en Argentina a gerentes y directivos de empresas privadas sin experiencia política de gobierno, creando una conducción ceísta ignorando a los políticos honestos que es tan necesario que sean parte de los gobiernos, especialistas universitarios, dirigentes de organizaciones sociales del trabajo, de los movimientos de derechos humanos y defensa del papel moderno de la mujer, de organizaciones laborales no institucionalizadas, etc. Dentro de este sistema del gobierno de los presidentes, directores e integrantes de empresas es notable como ocupan los lugares relacionados con sus negocios. Si los empresarios energéticos toman el Departamento de Estado (cancillería), el Departamento de Minería y Energía (ministerio), y el ente regulador de la Energía tienen, de hecho, a todo el sector, tanto en el campo local como internacional. Recordemos los cargos del sector energía y petróleo durante el gobierno de George W. Busch: su vicepresidente fue presidente y CEO de Halliburton, y su secretaria (ministra) de seguridad llegó al directorio de Chevron, petrolera que bautizó un buque-tanque con su nombre. Pero todavía era una época en que los políticos eran designados por las Corporaciones económicas, pero ahora hay un cambio fundamental: las Corporaciones asumen directamente los cargos sin tanta necesidad de los políticos. En el modelo empresario de Trump el sector privilegiado es el energético.  No es por casualidad: los mayo-res contribuyentes de su candidatura a presidente fueron las petroleras y otras empresas energéticas, alcanzó a ser el 70% de todos los aportes declarados. Entones no debe llamar tanto la atención la designación de Rex Tillerson, presidente de ExxonMobil, que hiciera juicio a una empresa frackinera por devaluar su mansión con la construcción de tanques de almacenamiento, como responsable de la política exterior, por donde pasa gran volumen de Estados Unidos operando como imperio, y también para Exxon, la mayor petrolera de Estados Unidos que tiene una participación exterior que supera la actividad estadounidense. El propósito de Donald Trump y de Rex Tillerson (Rexx, para los periodistas críticos del gobierno, con las dos equis de Exxon) es reemplazar la actual importación de crudo en Estados Unidos (más del 30% de lo que utiliza) por petróleo no convencional, del des-hielo ártico, y de las aguas profundas tanto del golfo de México como de la costa del Pacífico. Estados Unidos está importando de sus dos vecinos (Canadá y México), de dos países sudamericanos Venezuela y Ecuador, y de dos países del Medio Oriente Arabia Saudita e Irán. Como ministro de energía fue designado Rick Perry, un gobernador del segundo Estado norteamericano por su actividad económica (Texas está luego de California y antes de Florida y Nueva York). Como gobernador texano apoyó a la industria del petróleo, del gas y a la eólica, resultando Texas en el séptimo lugar considerando todos a todos los países del mundo y a los Estados norteamericanos como unidades nacionales. De familia y el mismo de actividad rural (ganadería y algodón) apoyó con fuerza a las empresas petroleras y gasíferas, y a los discutidos oleoductos Keystone XL y Dakota Access. Tiene un gran motivo: la obra la ejecuta Energy Transfer Partners, empresa con sede en Dallas y con un directorio integrados por accionistas de Apache, Sunoco y de la ex Enron, entre otras petrogasíferas, mientras que Rick es miembro de la comisión de directorio de Energy Transfer Partners. Por último, lo más sorprendente si el sentido común se impusiera.  Se trata del caso de la designación de Scott Perry en el organismo regulador ambiental (la EPA o agencia de protección ambiental). Durante la campaña, D. Trump afirmaba que había que disolver a la EPA, pero –por ahora– prefirió debilitarla en su capacidad reguladora. Por otra parte, Perry, que fuera procurador general de Oklahoma, durante más de seis años demandó a la EPA por sus “regulaciones injustificadas”.  Su designación fue aprobada por 52 a 46 votos y se dijo entonces que fue un día victorioso para el Big Oil. Además de lo patético que resulta presidir un organismo que se prometió deshacerlo, también lo es el hecho de que el miembro de la suprema corte que lo ratificó fuera Samuel Alito, quien a su vez tuvo su conflicto de interés: para asumir como miembro de la suprema corte debió desprenderse de las acciones de ExxonMobil que estaban en su patrimonio, situación que brotó en nuestro país en ocasión del conflicto de intereses de Juan C. Aranguren por su tenencia de acciones de Shell. Este gobierno de la energía por los empresarios energéticos, y sobre todo petroleros, no asegura un futuro donde haya más trabajo como se dice, pero si donde haya más destrucción de la propia tierra de los norte-americanos.Donal Trump y Rex Tillerson, presidente de ExxonMobil.II. Las Medidas La velocidad desreguladora de Trump y sus ceístas ha sido remarcada por el quizá más importante diario de Estados Unidos. El lunes 5 de marzo en un extenso artículo de Eric Lipton y Binyamin Appelbaum contaban todas las medidas antirreguladoras que decidió el nuevo gobierno estadounidense. Estos autores señalan que el 20 de enero, el mismo día que asumió Donald Trump, por la tarde, “la administración comenzó su campaña contra la regulación con una nota de Reince Priebus, jefe de gabinete del Sr. Trump, instruyendo a las agencias a detener el trabajo sobre las nuevas normas y reglamentos para retrasar la puesta en práctica de la regulación”. En pocas palabras, en dicho artículo del The New York Time, se menciona que Stephen Bannon, el jefe de la estrategia de Trump, denominó a esta política como “la deconstrucción del estado administrativo”. Más de 90 son las medidas deconstructivas de la regulación de Obama que se tomaron en poco más de 45 días. Entre ellas, estos autores mencionan: 1. Los bancos no deben cobrar más a los clientes en previsión de crisis financiera. 2. La Seguridad Social no puede bloquear la compra de armas de fuego a los enfermos de salud mental (Trump derogó a la norma el martes 21 de febrero). 3. Los cazadores podrán tirar con balas de plomo a los animales en las tierras fiscales federales. 4. Más de noventa son las normas modificadas o derogadas, originadas en los entes reguladores federales o en el Congreso, para deshacer regulaciones existentes. 5. Reducción efectiva de personal, regulación que se está desarrollando en varias actividades.6. Derogación de las tres reglas de Obama sobre carbón, petróleo y gas: cálculo de las regalías de petróleo y gas, exploración y explotación petrolera en el océano Atlántico y en el Ártico, y en el territorio federal. 7. Se preparó una norma destinada a modificar a la que protege las aguas de la contaminación. 8. Designaciones de nuevos responsables de las principales agencias reguladoras, como la FCC de comuni-caciones, la SEC sobre acciones y otros valores, y la EPA de medio ambiente. 9. Las empresas públicas ya no están obligadas a publicar los ingresos de sus funcionarios comparados con los salarios medios de sus empleados (el JPMorgan Chase pidió que no se publicara esta información). 10. El 2x1: por cada nueva norma reguladora que se proponga deben ser derogadas dos; esta novedad ya está siendo impugnada en los tribunales. 11. Modificación de las normas de regalías del carbón, gas y petróleo para que se cobre menos en la extrac-ción en suelo federal. 12. Trump hace modificar la Ley de Revisión del Congreso con el objeto de no dar salida a proyectos como la contaminación del aire, compensación por desempleo, cuidado de especies en peligro de extinción, sobre tarjetas de débito y la extracción de petróleo y gas en tierras federales, y en la plataforma continental del mar Ártico. Estos son los 12 ejemplos del The New York Time, que eligen un modelo desregulado y destrucción del terri-torio y ambiente de Estados Unidos por los propios estadounidenses. LA ENERGÍA TRUMPIANA Como se dijo antes, el mayor contribuyente de la campaña electoral del presidente Donald Trump es el sector de la energía, especialmente el petrolero.El modelo actual de Estados Unidos se manifiesta como el gobierno de los Ceos para beneficiar a las gran-des corporaciones de donde provienen, sabiendo que la puerta giratoria les permite tener asegurado su futuro en la empresa original. Las medidas del gobierno ceísta están a la vista de todos y, sobre todo, de la prensa norteamericana que está muy crítica porque se siente perseguida: hoy día son una especia de payador perseguido. No hay que ir a buscar la opinión de sectores no beneficiados para obtener las mayores críticas: basta leer los diarios más tradicionales, conservadores y que más se venden. En energía y sus actuales medidas no pueden dejarse de lado: a) las designaciones, que vimos en la parte primera de este artículo,b) la autorización de la construcción del oleoducto central XL (de Canadá a Florida) y su anexo Acceso Dakota),c) negación del acuerdo ambiental de París y de Encíclica del ambientalismo integral,d) Declaración para potenciar la extracción doméstica de gas y petróleo para evitar la importacióne) lo que hace que se permita el fracking con descuido de los riesgos al ambiente y a la salud pública,f) apoyo al carbón y al biocombustible,g) cálculo para disminuir el pago de regalías al carbón, gas y petróleo,h) suspensión de dar determinadas información por parte de las petroleras y gasíferas a la Agencia de Protección Ambiental (EPA). Es notable la velocidad impresa a la modificación de las normas energéticas a favor de las corporaciones: nadie podrá decir que el gobierno es lento o incumplidor, por ahora. En este sentido hay que comparar y ver los hechos. Este ejercicio de comparación de medidas en Argentina hace aparecer al macrismo como gran seguidor, en muchas de las actividades, del cristinismo. Hay más continuismo que discontinuismo. En Estados Unidos la comparación de hechos aleja a Trump de Obama, y lo acerca como cumplidor de su plan energético y del video en el cual expuso las medidas en los primeros Cien Días de gobierno. Resumiendo: en America First Energy Plan propone: a) Independencia energética, de ahí más fracking, más carbón, menos importación de crudo. b) Desregular y desburocratizar el sector y explorar las reservas que está prohibido (océano y Ártico). c) La política energética debe ser compatible con el medio ambiente (no se cumple cuando en la explotación petrolera se afirma más trabajo y menos ecología, o cuando se niega el calentamiento global y un cuento chino en el que mienten el Papa y la Cumbre ambiental de París). d) La energía es fuente de riqueza y de trabajo. e) La preeminencia energética de Estados Unidos en el mundo debe ser objetivo de la política exterior. Reducción de impuestos. En el video que se preparó para avisar como Plan y que fuera titulado Los Primeros Cien días de gobierno, se afirma entre otras medidas: 1. Cancelar las restricciones a la extracción de carbón. 2. Los funcionarios públicos que se van del gobierno deben dejar pasar 5 años para hacer lobbing. 3. El principio 2x1: por cada regulación nueva se deben derogar dos anteriores. Hay dos males en el mundo de la política: prometer para no hacer y ganar las elecciones, y prometer medidas reaccionarias para justificar ejecutarlas. ¿Cuál es peor fraude?

SITUACION ENERGÉTICA MUNDIALpor Félix HerreroAbogado, Licenciado en Economía, especialista en energía 28 de septiembre de 2017En Abril de 2017 Rusia reveló parte de su base secreta del Ártico capaz de alojar bombarderos nucleares y avanzados sistemas anti misiles balísticos intercontinentales.En el mundo, si seguimos a Noam Chomsky y a otros analistas de prestigio como Michael T. Klare, y desde la defensa del capitalismo también a Henry Kissinger (Orden Mundial, Debate, Buenos As, 2016), hay dos grandes problemas mundiales; uno directamente relacionado con el consumo energético, y el otro, con un origen común con una de las energías que a la que más se recurre en el presente. Se tratan del cambio climático con el calentamiento mundial y el problema latente de una guerra nuclear. La era del petróleo se va acabando. Iniciada con su descubrimiento (1859), la extensión del uso de los automotores (1901) y la conversión de fueloil por los buques (1914/16) sufre un doble agotamiento: físico a pesar del inicio del procesamiento fuentes conocidas pero inexploradas de hidrocarburos (aguas profundas, territorios helados como el Ártico y la Antártida, el fracking y próximamente el metano atrapado en los hielos), y penuria social y política por los efectos de la extracción y uso del petróleo. La encíclica Laudato Sí (mayo 2015) y el Acuerdo Climático de París – ACP (diciembre 2015) son prueba de esta penuria que anuncia la desaparición, parcial por lo menos, en las décadas próximas del 40 o del 50 según los analistas. El tema bélico nuclear no es sinónimo de la generación eléctrica desde fuentes nucleares. No tienen mucho que ver. Nuestro país con Brasil y México son ejemplo de acuerdo para el uso pacífico de la industrialización nuclear que debería ser ejemplo mundial, donde hoy día ya hay 9 países que tienen armas atómicas mientras son más de 30 las que producen energía del átomo. Aún con los dramáticos sucesos de Tres Millas, Chernobyl y Fukushima los países poderosos siguen instalando plantas de energía nuclear, acercándose a superara el número de 500 en los próximos años. Claro que las grandes potencias dicen que no se deben instalar (“haced lo que yo digo pero no lo que hago”), por lo cual condenan y prohíben que países con poquísimas plantas nucleares y participación mundial de la energía nuclear, como nosotros (3 centrales más una próxima), Brasil (2 centrales más una próxima) y México (2 centrales) deben renunciar porque seríamos los culpables del riesgo nuclear y de la insoluble solución de los residuos. Hay una verdadera hipocresía en el tema nuclear, donde las grandes potencias enseñan a no hacer lo que ellas hacen. El retiro de Estados Unidos del ACP, la prohibición alemana de no instalarlos en su territorio pero si permite importar electricidad originada en la generación nuclear de los países vecinos y de otorgar generosos subsidios a sus industrias que exportan plantas o equipamientos nucleares para ser instaladas en el exterior e, incluso  en países vecinos, o la hipocresía francesa de prohibir, con razón, 12 centrales maduras en edad de jubilarse pero mientras financieramente capitaliza con millones de euros a la empresa atómica estatal. Debe recordarse que Japón importa el 95 de la energía que consume e insume: sin colaboración internacional seria y solidaria pocos son los que pueden exigir que no recurra a su enemiga de siempre, la nuclear, y las nuevas prácticas resueltamente muy contaminantes, como el llamado hielo que arde, o metano atrapado en el hielo.Un helicóptero realiza ayuda humanitaria en la desvastada isla de Dominica después de la llegada del huracán María (24 de Septiembre de 2017).Según el mexicano Víctor Toledo, (“Adiós al petróleo”, La Jornada, 11 de abril de 2017), son 6 los problemas del mundo: a) crecimiento de la población, b) el desequilibrio del ecosistema mundial, principalmente el calentamiento global, c) la crisis del agua, d) y por lo tanto la crisis de los alimentos, e) el colapso de las ciudades, y f) el fin de los combustibles fósiles. Y dice que “estas 6 dimensiones operan como campos gravitatorios, que interactúan y generan sinergias desconocidas que el sentido común calificaría de inmediato como muy preocupantes”. Es urgente acabar con estos problemas, que hacen al poder político detentado por ciertos señoríos dominantes. Se discute desde años e incluso con las teorías malthusianas de sí el problema demográfico tiene solución a través del incremento de la producción alimentaria. Lo tiene el calentamiento global, pero no hay que traicionar los principios del ACP, la crisis del agua también tiene solución si se respeta como bien público de interés social sin privatizaciones dispendiosas, lo mismo que la crisis alimentaria. El colapso urbano también puede limitarse pero con un sistema capitalista que prioriza la ganancia al interés social será difícil que se haba sino hay transformaciones hondas y reales de la sociedad, y por último el caso de la energía. La transformación energética será posible hacerla sin fundamentalismos, sin la ingenuidad que se reemplaza el petróleo en un día, ni permitiendo la conversión de las empresas petroleras para dominar la generación de las nuevas energías. Las nuevas energías provistas por el sol y por el viento tienen menos intensidad energética que las provistas por los hidrocarburos, pero el mundo marcha a una matriz diversificada, sin rey Carbón como existió desde las revoluciones industriales, y sin rey Petróleo desde su descubrimiento en 1859.  Solo, con una acción política se podrá entrar al nuevo territorio de la coexistencia energética, sin reyes excluyentes ni dominantes, como fue el mundo hasta la primera revolución industrial. Pero la deseada diversificación, como fue en las edades preindustriales, no asegura justicia e independencia exterior. Los esclavos fueron la fuente principal de energía y los imperios las prácticas más usuales de las relaciones exteriores de los países en esos entonces. Volver a las fuentes del pasado no necesariamente debe significar retornar a errores del pasado.

 

SI SOMOS LIBRES, TODO NOS SOBRA