AÑO 2016
más información...

“Es el petróleo, estúpido”por Félix HerreroAbogado y Licenciado en Economía 8 de enero de 2017más información...

Lucha y Esperanzapor Julián PilattiEstudiante de periodismo de la Universidad Nacional de La Plata 8 de enero de 2017más información...

Soja, inundaciones y Plan Belgrano (III)por Pedro Perettiex Director Titular de la Federación Agraria 22 de noviembre de 2016más información...

Aportes a la cuestión energética en la Argentina actualpor Laura García Vázquez y Omar Gómez 31 octubre de 2016 más información...

Balance del progresismo en América Latina: virtudes y límitesTranscripción de la intervención de Claudio Lozano dentro del ciclo ¿Cómo seguimos? La construcción política ante la nueva etapa 4 de octubre de 2016más información...

40 Años
La Memoria De Un Pueblo
por Laura García VázquezArtista Visual y Profesora de Arte 28 de septiembre de 2016más información...

La Unidad En La  Acción Va Haciendo Historiapor Jorge CardelliLicenciado en MatemáticasDocente 22 de septiembre de 2016más información...

TRATADO TRANS PACÍFICO
Una amenaza letal
por Alcira ArgumedoSocióloga, docente e investigadora del Conicet. Diputada Nacional por Proyecto Sur15 de septiembre de 2016más información...

Brasil y la NUEVA GRIETA Latinoamericanapor Modesto GuerreroPeriodista venezolano radicado en Argentina13 de septiembre de 2016más información...

Argentina pagó Cupón PBI un 30% más de lo que correspondíapor Claudio LozanoEconomista12 de septiembre de 2016más información...

Copensar el cuerpo, una forma de compensarpor Gabriela Lima ChaparroProfesora e intérprete de lengua de señas. Psicóloga social. Fotógrafa1 de septiembre de 2016más información...

Tarifas de gas. Fallo de la Corte
Aspectos centrales
por Gustavo LahoudLic. en Relaciones Internacionales de la Universidad del Salvador (USAL)1 de septiembre de 2016más información...

Estanflación neoliberalpor Francisco CantamuttoDoctor en Investigación en Ciencias Sociales, mención en Sociología (FLACSO México)1 de septiembre de 2016más información...

Discutir los Efectos Para Encubrir las Causaspor Félix HerreroAbogado y Lic. en Economía28 de agosto de 2016más información...

San Martín, el Gran Estratega Político y Militar
en homenaje al 17 de agosto de 2016
por Félix HerreroAbogado y Lic. en Economía17 de agosto de 2016más información...

¿Por Qué Recordar a Una Figura Histórica del Siglo XIX en el Siglo XXI?
A Propósito del Gral. José De San Martín
por Pablo NavasUniversidad Nacional de la Patagonia Austral. Doctor en historia por la Universidad Nacional de La Plata17 de agosto de 2016más información...

José de San Martín y Simón Bolívar
Libertadores Latinoamericanos
por Laura Gracía VázquezArtista Visual y Profesora de Arte17 de agosto de 2016más información...

Acerca de la Justiciapor Silvia Baffigi9 de agosto de 2016más información...

Contra la Nación y sus Juristas
Memoria, Verdad y Justicia
por Pablo Martín Perez LedesmaAbogado7 de agosto de 2016más información...

Martino
Deforestación e Inundaciones
por Pedro Perettiex Director Titular de la Federación Agraria6 de agosto de 2016más información...

Allen: Ciudad Destinada al  Sacrificio
Peras, Manzanas, Gas y Petróleo
por Marcela EscobarCorredor Público2 de agosto de 2016más información...

Conductas Paralelaspor Félix HerreroAbogado y Lic. en Economía28 de Julio de 2016más información...

Cambiamos de Prioridades Externaspor Francisco J. CantamuttoDoctor en Investigación en Ciencias Sociales, mención en Sociología (FLACSO México)27 de Julio de 2016más información...

Energía
Prioridad Máxima
por Omar GómezTécnico Superior Psicología Social25 de Julio de 2016más información...

Argentina en la Alianza del Pacífico
Algunas consideraciones
por Gustavo LahoudLic. en Relaciones Internacionales de la Universidad del Salvador (USAL)22 de Julio de 2016más información...

Acampe por el Bicentenario de la Verdadera Independenciapor Patricia MachadoComunera MC19 de Julio de 2016más información...

Tarifazo
La Salida No Es Individual, Es Un Trabajo Colectivo
por Viviana RosasProfesora de inglés15 de Julio de 2016más información...

El Detalle… de la Historiapor Pedro Perettiex Director Titular de la Federación Agraria12 de Julio de 2016más información...

Independencia Pendiente
Un 24 de Marzo de 1816
por Omar GómezTécnico Superior Psicología Social9 de Julio de 2016 más información...

Malvinas Argentinas, 34 Años, la Misma Necesidad de Recuperarlaspor Omar GómezTécnico Superior Psicología Social2 de abril de 2016más información...

40 Años
La Misma Necesidad de Liberación
por Laura García VázquezArtista Visual y Profesora de Arte24 de marzo de 2016más información...

 

 

40 AñosLa Misma Necesidad de Liberaciónpor Laura García VázquezArtista Visual y Profesora de Arte 24 de marzo de 2016Hace 4 años escribía este texto, dedicado a la memoria de mis padres, Néstor Enrique García y María Ester Vázquez, de cuya desaparición se cumplirán 39 años el próximo 13 de julio, y, a través de ellos, a toda su generación de compañeros y compañeras militantes revolucionarios. Me pregunto, una vez más ¿ Por qué es que desaparecen? y respondo, cada vez con más certeza:  porque no todos somos iguales.“Que la memoria nos ayude para que lo simbólico no nos tape lo real. Por la memoria de nuestros compañeros y compañeras desaparecidos. Queremos orientar nuestra reflexión hacia el significado de un hilo conductor histórico. Desde el: “seamos libres, lo demás no importa nada” de nuestro general San Martín, pasando por el “Liberación o dependencia” de los 70 queremos llegar a nuestros días. Desde nuestra mirada, luchar hoy por la emancipación de nuestra patria, por el futuro para nuestros hijos e hijas tiene que ver, directamente, con recuperar nuestros recursos naturales, todos, los de las islas Malvinas y los de la plataforma marítima y continental, con no permitir el saqueo producido por empresas transnacionales, con ser un país con soberanía energética y con soberanía alimentaria, que proteja el medio ambiente, que favorezca el desarrollo cultural y social y los derechos humanos de todos sus habitantes. Como hay tanto por hacer, creemos que el 24 de marzo es un día de homenaje, de reflexión, de construcción. El mejor homenaje que podemos hacer hacia los desaparecidos es trabajar para que el avance producido en el campo del poder judicial con el desarrollo de los juicios a los genocidas se traslade al campo de la economía donde las consecuencias de la dictadura afectan directamente a gran parte de nuestros hermanos. El proceso iniciado por Jorge Rafael Videla y que continuó  en otros gobiernos democráticos vino a ahondar nuestra dependencia. La deuda externa fue contraída ilegal e ilegítimamente mientras se asesinaba impunemente a miles de argentinos. La represión fue un paso necesario para endeudar a nuestro país y acentuar su dependencia. Gobiernos democráticos, un poco más tarde, continuarían con este plan  efectivizando el saqueo mediante entregas y privatizaciones. Por todo esto el “no pago de la deuda” no es una consigna vacía ni panfletaria sino que representa directamente el dolor de las muertes, las de los desaparecidos y las de las muertes evitables que se produjeron durante todos estos años. Y es una consigna con un gran valor histórico que no olvidamos los que venimos con esta lucha desde la dictadura. Nos parece bien que se haya bajado el cuadro de Rafael Videla, pero no nos parece bien que se pague la deuda al Club de París, contraída durante la dictadura. Esta deuda se paga con nuestras reservas que deberían usarse para necesidades urgentes e imprescindibles para el bienestar de toda la población. Con su pago se van los esfuerzos y el trabajo de los argentinos. El significado de este proceso está perfectamente denunciado por Rodolfo Walsh en su carta abierta a la Junta Militar del 24 de marzo de 1977, carta de la que justamente hoy se cumplen 35 años.” 24 de marzo de 2012Incorporamos, cuatro años más tarde, alrededor del 24 de marzo de 2016, algunas palabras referidas a este tiempo que estamos viviendo los argentinos. Siempre, desde hace 40 años, hago un balance alrededor de esta fecha tan dolorosa y particular. No pudiendo escapar a las décadas, los números redondos redimensionan la historia, la verdadera historia, desde una mirada que intenta incorporar pasado, presente y, sobre todo, futuro. Nuestro país gobernado por Cambiemos Cuatro años después, es otra la situación en la que nos encuentra este nuevo 24 de marzo donde los argentinos salimos nuevamente a marchar por Memoria Verdad y Justicia por las plazas y las calles de todo el país. Múltiples causas han determinado esta etapa que nos toca atravesar en la cual, creemos, humildemente, que, justamente en el año del Bicentenario de la Independencia, se ha vuelto a reformular lo contrario: la dependencia. No porque la hubiéramos superado en estos años anteriores sino porque los acontecimientos nacionales y latinoamericanos indican claramente un retroceso considerable a favor de la dependencia y esta realidad amerita, aunque no es tema de este escrito, estudiar seriamente y con autocrítica lo sucedido, como responsabilidad de cada persona, o grupo, u organización. Todo esto representa una cruel ironía del destino, tan cruel como tener que admitir que ganó las elecciones una alianza encabezada por un partido (el PRO)  que no tiene, ni siquiera, un pedacito de origen popular, obviamente con la complicidad y la ayuda de un partido que traiciona, una vez más, su origen. Me refiero a la Unión Cívica Radical. La conciencia de la realidad nos indica que se producirá en los próximos meses  una gran recesión, y también que, por otro lado, hay reacciones importantes, pero que el grado de fragmentación y de disputas mezquinas y egoístas todavía prevalece demasiado y actúa en contra de la necesidad de unirnos y organizarnos.Hegemonía o democracia En el camino de fortalecer la esperanza y el espíritu patriótico y emancipador de tantos hombre y mujeres latinoamericanos que han trabajado incansablemente por la emancipación y la integración de los pueblos, es momento de considerar seriamente cómo buscamos la unidad necesaria, ante esto creemos que hay dos visiones: la hegemónica que lleva a disputas internas o competitivas a ver quién o quiénes dirigen o conducen las acciones (y que por lo tanto implican dominar,  utilizar y hasta a veces desaparecer al otro, sea una persona o una organización) o la democrática (que nada tiene que ver con lo formal e institucional de la democracia) que necesita de grandeza, solidaridad, respeto, diálogo, intercambio. Por supuesto esto amerita un gran cambio cultural de la práctica política pero sin duda contribuiría a aumentar la participación de personas independientes y ayudaría a reunir fuerzas y voluntades a la hora de enfrentar el proceso político que estamos sufriendo. Habría que separar los momentos de construir lo propio de los momentos de unirnos y organizarnos en la acción, sin perder convicciones propias ni objetivos comunes. Esto sería sabiduría, eso quisimos que sucediera el pasado 24 de marzo. Por esto seguimos trabajando diariamente considerando que hoy es un trabajo imprescindible para la liberación, que sigue siendo nuestra necesidad.

José de San Martín y Simón BolívarLibertadores Latinoamericanospor Laura García VázquezArtista Visual y Profesora de Arte 17 de agosto de 2016A poco de cumplirse un nuevo aniversario del paso a la historia y a la memoria de nuestro Libertador José de San Martín,  nos proponemos visibilizar la vigencia de su pensamiento y acción emancipadora en los intensos y tormentosos años de las revoluciones independentistas  contra el colonialismo español. Nos parece oportuno incluir en este homenaje a Simón Bolívar en la  necesidad de trasladar sus ejemplos, los de ambos libertadores al siglo XXI y a la actual dependencia y a la misma e histórica necesidad de liberación tanto de Argentina como de América Latina. Formalmente fueron dos militares que brindaron grandes y decisivas batallas  enfrentando y venciendo al  "el fiero opresor de la Patria" y que cruzaron los Andes superando innumerables e inenarrables dificultades. San Martín concretó la liberación de Argentina, Chile y Perú,  Bolívar la de Panamá, Colombia, Venezuela, Ecuador, Bolivia y Perú. La coincidencia en Perú  no es casual, confluyen en ese territorio los dos libertadores porque ambos tenían claro que la Independencia no era de cada país sino del continente (en este caso, de latinoamérica ), que había que terminar con la colonización española y que era Perú el bastión de mayor fortaleza de los españoles. Es justamente este pensamiento visionario, solidario y generoso el que demuestra la conciencia sobre la necesidad de la emancipación y la integración de lo que hoy llamamos América Latina. Esta visión continental o regional se manifiesta a lo largo de sus acciones en innumerables ocasiones y es reveladora del pensamiento común a ambos, es decir, de que fueron dos hombres comprometidos con las mismas causas en el mismo tiempo histórico. En el caso de Bolívar explicita ese pensamiento en la célebre Carta de Jamaica, en el caso de San Martín desobedeciendo al gobierno de Buenos aires y negándose a pelear contra los gauchos montoneros de Artigas como pretendió Rondeau en 1819. La pelea y la espada de ambos es sólo contra el colonialismo europeo. Ambos también, más allá de su propia voluntad, tuvieron que afrontar tareas imprescindibles de gobierno, las que aceptaron bajo el sentido de la responsabilidad de lo que estaba en juego sabiendo los riesgos que implicaba relegar las mismas siendo que no era este el objetivo principal de su acción política. Ya que la misma siempre fue liberar y asegurar esa liberación. Organizar los pueblos liberados del colonialismo, inventar formas de gobierno (siempre muy parciales) se convirtió en una tarea tanto o más ardua que las batallas militares. Mirarlos desde el siglo XXI implica desentrañar sus contradicciones, ya que como tantas veces hemos dicho lo importante no son las contradicciones sino como éstas se resuelven. En ese sentido tanto uno como otro han tenido un reconocimiento tardío y distorsionado en sus propios países. Debido a cómo se configuró la dependencia luego de haber vencido al colonialismo español, lo que estuvo en juego en nuestro países (dicho esto como hermanos latinoamericanos que somos) era mantenernos libres de toda dominación extranjera. Esta nueva dependencia que podemos llamar neocolonial contó ( y cuenta) con el trabajo a favor de los países dominantes de los que deberían haber defendido nuestros intereses, nuestra soberanía en todos los órdenes. Por el contrario nuestra lista de personajes históricos mezcla los que estuvieron a favor de la independencia  con los que actuaron a favor de la dependencia. Estos personeros de negocios privados y extranjeros, o simplemente colonizados de vocación, junto a los países dominantes fueron los enemigos de San Martín, y también de Bolívar. ¡Qué mejor que fomentar la desunión y la competencia entre hermanos para mantener el poder sobre nuestros territorios! Como es sabido a la emancipación conquistada en las Guerras de la Independencia que nos liberó del colonialismo español (en nuestro caso) continuó la dependencia económica que termina siendo política impuesta por los países dominantes pero con la imprescindible ayuda de los entreguistas autóctonos. Y si bien esta dependencia tiene grados, aún en tiempos de globalización siguen siendo los países opresores  los que determinan las grandes condiciones de vida de nuestros pueblos. El término soberanía no puede aplicarse plenamente a nuestros territorios y nuestras riquezas siguen yéndose por nuestros puertos dejando migajas, o nada y contaminación de la mano de grandes empresas transnacionales. ¿Es este el destino que imaginaron San Martín y Bolívar para nosotros? Seguramente no.  El desafío de la memoria social En estos tiempos que corren es frecuente evocar y recordar personas importantes del siglo XX, a diario nos encontramos con efemérides, recordatorios, homenajes. No sucede lo mismo con el siglo XIX, o al menos, esto es  menos frecuente. Seguramente en el medio, hubo historiadores, tanto en la Argentina de San Martín como en la Venezuela de Bolívar que contribuyeron a crear esta imagen distorsionada que los describe competidores entre ellos y subraya desacuerdos, siendo, en definitiva, funcionales a los intereses ajenos. Nosotros creemos y apelamos a la memoria social, memoria que los asimila a elegir lo latinoamericano como identidad cultural asumida por ambos libertadores (la composición de los ejércitos y el reconocimiento de parte de ambos hacia los pueblos originarios, lo comprueba, más allá de las definiciones interesantísimas de Bolívar sobre el tema de la compleja identidad latinoamericana). Y si nuestra identidad está ligada a la acción política de José de San Martín, uno de los motivos de mayor orgullo es la de haber colaborado solidariamente, mediante el Ejército de los Andes a liberar otros pueblos hermanos. Lo mismo pueden decir los venezolanos de Simón Bolívar. Tener presentes las prioridades de los libertadores y relacionarlas con nuestro presente implica dimensionar la forma en la que hicieron posible lo que parecía imposible y verlos renacer de las derrotas mediante una tenaz convicción no exenta de autocrítica. Estos son ejemplos claros y plenos como la luna llena de que es posible luchar por la libertad. Hoy en día es posible frenar a las empresas transnacionales que nos imponen un modelo productivo al servicio de sus intereses. Por supuesto que hace falta la convicción y la integración dentro de cada país y dentro también del territorio latinoamericano, del pueblo como colectivo con identidad propia, para defenderse e ir en busca de la libertad es imprescindible saber quiénes somos. Y ahí, en nuestro origen está José de San Martín, quién siempre defendió, hasta su muerte, a todos los que realmente merecen llamarse patriotas, los que en épocas de colonialismo salvaje, nos defendieron del opresor, y esto, estaba por encima de cualquier otra diferencia. Si recorremos nuestras fechas patrias veremos que los personajes históricos recordados no constituyen un conjunto patriótico sino severamente contradictorio. No es novedoso lo que estamos planteando, creemos que hubo encuentro (y no desencuentro como sostienen algunos) en Guayaquil entre ambos libertadores y que ese largo día fue único, irrepetible y trascendente para nuestra historia. Hay, en el centro de la provincia de Buenos Aires, una ciudad llamada Bolívar donde San Martín, a diferencia de la ciudad de Bahía Blanca, tiene su monumento en la plaza central. La particularidad consiste en que si se recorren unas pocas cuadras se encontrará el monumento de Bolívar (por quien esta ciudad bonaerense se llama así) siendo quizás el único lugar de la Argentina donde se crucen las miradas de ambos, nuestros libertadores latinoamericanos.

40 AñosLa Noche de los Lápicespor Laura García VázquezArtista Visual y Profesora de Arte 16 de septiembre de 2016María Clara Chioccini, acto de fin de curso en noviembre de 1975La importancia de recordar a estos jóvenes como parte de la militancia revolucionaria en la Argentina. La Noche de los Lápices es parte de la historia del genocidio ocurrido en nuestro país que no sólo dejó el terrible saldo de 30.000 desaparecidos sino también huellas difíciles de superar en nuestra sociedad aún hoy a tantos años de estos sucesos. Para ser precisos el objetivo principal que era el transformar un país y hacerlo más dependiente y servil hacia los negocios privados y extranjeros fue tan eficaz que, por nombrar algunas de sus facetas, dejó un conjunto de leyes que no fueron derogadas ni por el mejor de los gobiernos en estos más de 30 años de democracia.El relato y la valoración de estos hechos  también cambian con el tiempo adaptándose al transcurrir del tiempo y a los cambios culturales que se reflejan en la apreciación de la historia de nuestro país.Diez jóvenes de entre 16 y 18 años son los protagonistas de esta fatídica jornada: María Claudia Falcone, Francisco López Muntaner, Claudio De Acha, María Clara Ciocchini, Daniel Racero, y Horacio Ungaro permanecen desaparecidos, mientras que Pablo Díaz, Gustavo Callotti, Patricia Miranda y Emilce Moler son los sobrevivientes de este episodio.Durante muchos años, el relato que simplificado que llegó a la mayoría de la sociedad era que estos jóvenes, estudiantes secundarios, luchaban por el Boleto Estudiantil, y que ese fue el motivo de su secuestro y de la desaparición de la mayoría de ellos. Es decir, eran jóvenes que militaban por un derecho justo y simple como el boleto estudiantil. Esta manera de ver los acontecimientos se emparenta con la de creer que los desaparecidos lucharon por democracia formal, por el funcionamiento de las instituciones, por las libertades individuales y no por las verdaderas causas que motivaron su militancia. Está claro que nuestro país no tenía estabilidad democrática, pero también que esto, como siempre, hay que mirarlo desde un contexto más amplio y ver que era la realidad de toda América Latina. La militancia revolucionaria en la Argentina que se desarrolló entre 1966 y 1978 iba por mucho más que esa formalidad, por mucho más que el derecho al boleto estudiantil. No estamos desmereciendo este derecho, importantísimo y por el que muchos jóvenes se organizan y luchan hoy en día, un derecho imprescindible en un país que carece de un sistema de transporte público, democrático, económico y ecológico. Simplemente reconocemos y nos parece que no hacerlo sería quitarles identidad a estos estudiantes, que sus aspiraciones eran otras, que iban más allá.Evidentemente este operativo tuvo el objetivo concreto de atacar la militancia en los colegios secundarios, pero la extrema juventud de estos compañeros no constituye una excepción de la época sino todo lo contrario , sepamos que el 43,23% de los desaparecidos tenía entre 16 y 25 años, y es el segmento más numeroso de todos.María Clara Ciocchini a los 17 años (1975)En respuesta a la pregunta de por qué militaba, Emilce Moler, una de los sobrevivientes,  responde en un reportaje:"En esos años era imposible no hacerlo, y yo tenía claro que quería trabajar para que no hubiera más pobres".Creemos que no puede resumirse mejor el conjunto de ideales, el proyecto de una sociedad distinta con justicia en todos los órdenes, que en la idea concreta de terminar con la pobreza, tenemos que agregar a esto, especialmente para los jóvenes, que esa idea era realmente algo posible y muy alejado de lo que puede considerarse utópico, era algo que podíamos alcanzar para nuestro pueblo.Esta militancia se planteaba la lucha para la toma del poder para cambiar la sociedad, para crear una nueva, con nuevos valores como la justicia social, la solidaridad, la igualdad de posibilidades, la soberanía, la unidad latinoamericana, la liberación nacional y social. Y para esto era imprescindible el hombre nuevo del que nos hablaba el che guevara.Hoy, en esta etapa que nos toca transitar, debemos enfrentar un gobierno elegido mediante el voto popular que defiende abierta y cínicamente los intereses de las empresas privadas y extranjeras, muy lejos de los intereses reales del pueblo todo, decimos cínicamente ya que en su campaña tuvieron el coraje de hablar de pobreza 0 e inmediatamente luego de asumir tomaron medidas que empeoraron las situación social, económica y cultural de la mayoría de los argentinos. Esta situación está acompañada, como lo marca nuestro origen, dentro de un proceso que vivimos como latinoamericanos en la región y nos exige construir las alternativas emancipadoras y de integración autónoma sin prisa y sin pausa.En este contexto histórico recordamos y homenajeamos a los compañeros y compañeras de la noche de los lápices, 40 años después.Como argentinos tenemos la obligación de recordar en profundidad nuestra historia y nuestros muertos , LOS DESAPARECIDOS NOS FALTAN A TODOS es una verdad que se hará carne en nosotros cuando podamos concretar ese sencillo y fundamental sueño de  nuestros compañeros y compañeras desaparecidos, sencillamente: "que no hubiera más pobres" en nuestra patria.

40 AñosLa Memoria De Un Pueblopor Laura García VázquezArtista Visual y Profesora de Arte 28 de septiembre de 2016 La importancia de recordar a estos jóvenes como parte de la militancia revolucionaria en la Argentina. 40 años se cumplieron hace unos días de la desaparición de Eduardo Sergio Korsunsky, joven militante nacido en Bernasconi, casi 50 años pasaron desde que Eduardo dejó esa pequeña localidad de la provincia de La Pampa  para trasladarse a Bahía Blanca. Eduardo es uno de los 30.000 desaparecidos que dejó el genocidio ocurrido en nuestro país, Argentina, genocidio que cambió la historia para siempre, por eso, no nos cansaremos de reclamar memoria, verdad y justicia. El sentido de un homenaje trasciende las horas que vivimos quienes nos acercamos desde otras localidades para compartir este momento, sin poder prever, o sí, lo que viviríamos. Estas horas fueron intensas, aliviadoras y profundamente emocionantes, por varias razones, quizás, más que varias fueron  cientos o miles de razones en las que se suman todos los pensamientos y sentimientos de cada uno de los que compartimos este momento. La memoria de un pueblo se manifestó en Bernasconi y se convirtió en la memoria del pueblo argentino.  El trabajo no empezó el 24 de septiembre de 2016, día en el que ocurrieron estos hechos sino en los días previos en los que las artistas Paula Inchaurraga y Ana Inchaurraga junto al muralista Juan Giménez dieron vida a la muerte y pusieron color al dolor (como la misma Ana dice), sin perder por eso la conciencia y, en cambio, ampliando la misma posibilitado que los habitantes de Bernasconi que siempre recordaron a Eduardo Korsunsky pudieran poner este recuerdo en palabras. Esas palabras fueron parte de las que escuchamos en el homenaje, dentro del Instituto Mariano Moreno, que hoy, después de este conmovedor día que vivimos y compartimos el sábado 24 de septiembre de 2016  lleva el nombre de Eduardo Sergio Korsunsky en una de sus aulas.La trascendencia vino también de las presencias, de la familia de Eduardo, de Celia, de su "ser madre" en toda su integridad a lo largo de estos 40 años. De las palabras de las hermanas de Eduardo, de Mirta y Gabriela, y de la elección de incorporar también  las palabras de Olga Frañol, la compañera de Eduardo, posteriormente también desaparecida por el accionar del terrorismo de estado, a través de la carta que le escribiera a su pequeña cuñada que en 1976 tenía sólo 14 años. Por aquellos años, en ese difícil y angustiante tiempo Olga le escribe a Gabriela lo que ella, en el día del homenaje, decide compartir con nosotros: " ...él luchaba por la alegría, él luchaba para vivir, para liberar al hombre de la explotación, de la opresión de este sistema injusto, para liberarlo de la miseria, de la humillación y de la angustia que a la inmensa mayoría del pueblo le toca hoy vivir. Llevaba en su corazón y en su espíritu la convicción y la esperanza de que luchábamos por una causa justa: la única solución que traerá el bienestar para todos y que también les llegará a ustedes porque no hay contradicción entre el trabajo que realizamos y la familia. Cuando en el colegio nos enseñan historia argentina vemos que mucho hombres, héroes anónimos, jóvenes de las generaciones pasadas, de mayo de 1810, los constituyentes del 53, etc. han dado su generosa vida en la lucha por la primera Independencia de nuestra Patria, hoy también heroicos hombres y mujeres honestos, humildes, decididos a vencer,  también hacen entrega de su  generosa vida por la segunda independencia de nuestro país. Tu hermano es otro hombre del pueblo   cariñoso, valiente y hermoso, desprendido de todo el individualismo y el egoísmo, humilde y honesto, ese es el hombre que yo quiero, es mi pareja, mi marido y el que llevaré en mi corazón y en mi mente para toda la vida, así es el hijo y el hermano que ustedes tienen, no lo idealizo ni magnifico, simplemente es así."El mural, la huella, el árbol, las palabras, todas las diversas formas de recordar y homenajear a Eduardo,  fueron precedidos por el Himno Nacional y la presencia de niños y niñas portando la bandera de ceremonia junto a la participación de hombres y mujeres que dejaron de lado su rol institucional en este acto y pasaron a ser personas conmovidas y comprometidas con la memoria. La conjunción entre lo que parecía un acto patrio más y el contenido simbólico y emocional acumulado en Bernasconi por 40 años se corporizó como un momento revelador: lo que sucede cuando las voluntades se suman o se multiplican. Tuvimos presente a Eduardo Korsunsky en toda su dimensión humana sin disociaciones, donde la militancia, la responsabilidad, la inteligencia, el humor y el amor a los suyos era amor a la humanidad, y en ese momento fue importante recordar que en este país existió un genocidio a través del terrorismo de estado, y que por eso, Eduardo, que es uno de los 30.000 se encuentra desaparecido. Y que seguimos esperando MEMORIA VERDAD Y JUSTICIA… es sabido que las mariposas, como la rebeldía, son contagiosas.Y hay mariposas, como rebeldías, de todos los colores.Las hay azules, que se pintan así para que el cielo y el mar se las disputen.Y las hay amarillas, para que el sol las abrace.Las hay rojas, pintadas así por sangre rebelde.Las hay marrones, que llevan así en las olas el color de la tierra.Las hay verdes, que es como suele pintarse la esperanza.Y todas son piel, piel que brilla sin importar el color que las pinte.Y hay vuelos de todos los colores.Y hay veces que se juntan mariposas de todas partes y entonces hay arcoiris.Y la tarea de las mariposas, lo dice cualquier enciclopedia que se respete, es traer el arcoiris más abajo de modo que los niños puedan aprender a volar. Subcomandante Insurgente MarcosTodas las vidas, la vidaHistoria de Eduardo KorsunskyDocumental (2011)Arrancaron nuestros frutoscortaron nuestras ramas frutosquemaron nuestro tronco frutospero no pudieron matar frutosnuestras raíces… Eduardo Korsunsky

La cuestión energética en la Argentina actualLaura García Vázquez / Omar Gómez 28 de octubre de 2016 Introducción Dentro del panorama de la región, veníamos sosteniendo que Argentina tiene un déficit en la cuestión de falta de diversificación de su matriz energética altamente dependiente de los hidrocarburos. En principio, también, señalábamos que esta situación ponía en riesgo el derecho a la energía de la población, y que beneficiaba intereses privados y extranjeros. La parcial estatización de YPF no sólo no cambió esa situación sino que la empeoró incorporando una técnica extractiva altamente contaminante como lo es el fracking (método de extracción de los hidrocarburos no convencionales).Simbólicamente,  la primera empresa con la que acuerda esta YPF,  que actúa como,  y  en realidad es una Sociedad Anónima,  fue Chevron, tristemente célebre por sus daños ambientales en diversos lugares del mundo, entre ellos el causado en el hermano país de Ecuador.  Las técnicas altamente contaminantes utilizadas para la extracción de petróleo y gas son una imposición de grandes empresas transnacionales y muy poco tienen que ver con las necesidades de energía por parte de los argentinos. Este camino continúa más allá del cambio de gobierno y también del CEO de YPF en la que Miguel Galuccio ha sido reemplazado por Miguel Angel Gutierrez, una muestra de esto es el próximo acuerdo que YPF realizará con la empresa rusa Gazprom para extracción de gas no convencional explotando en forma "conjunta" el área Estación Fernández Oro en la provincia de  Río Negro. GNL El transporte de GNL en grandes buques, en los puertos de Escobar y Bahía Blanca (ambos en la provincia de Buenos Aires) implica grandes riesgos ya que no contamos con la mínima legislación para esta operación, que comenzó como provisoria y continúa sin vistas de terminar por ahora. Veamos algunos datos: Comienza la importación en mayo de 2008.La compañía que desde esa fecha se encarga de la regasificación, tanto en Bahía Blanca (Cía Mega) como en Escobar es Excelerate Energy de USA. Hasta el 31 de Agosto de 2016 se habían concretado 563 operaciones de transferencia de gas de barco a barco que equivalen a aproximadamente 60.000.000 de metros cúbicos de GNL (entre ambas terminales).A partir de 2012, año en que Galuccio asume en YPF y que ésta comienza a participar de las licitaciones de GNL, y hasta septiembre de 2016, a Bahía Blanca han arribado 36 cargamentos transportados por buques de bandera británica. Treinta y cuatro (34) corresponden a buques de British Petroleum y dos al buque Stena Clear Sky. Proyectos de plantas regasificadoras que no se concretaron:-YPF PDVSA tres proyectos (dos en Puerto Belgrano – uno en la provincia de Santa Fe)-YPF en Gral Daniel Cerri que implicaba dragar los humedales-Cometrans (Cirigliano) – Qatar en San Antonio Este Río Negro. Los países desde los cuales llega el GNL son Argelia, Australia, Trinidad y Tobago, Nigeria y los Estados Unidos. Hay que agregar a la lista a los puertos de Santa Cruz de Tenerife (España), Brujas (Bélgica) y  Thamesport (Gran Bretaña) que poseen estaciones de regasificación y pueden actuar como hub (concentrador – distribuidor) de GNL. Hubo un intento de importar gas desde Angola pero no se concretó el acuerdo con SONANGOL.Este año han llegado a Bahía Blanca, hasta el 3 de octubre, 24 cargamentos. Un número considerablemente menor  que años anteriores. Esta disminución se debe a que se importa gas desde las terminales regasificadoras de Mejillones y de Quinteros en Chile. ( lo que se constituye como Tercerización de la Dependencia)Se contempla importar GNL desde Uruguay cuando la terminal regasificadora de Puntas de Sayago entre en servicio.Se considera que la importación de GNL continuará al menos por 10 años más. El cambio que pareciera ser favorable para la población de Bahía Blanca frente a los riesgos (llegan menos buques) perjudica a toda la población del país mediante el sobreprecio con el que se pagan los cargamentos vía Chile. Esto constituye una gran paradoja de la falta de integración latinoamericana, comprar GNL en un país que no posee gas. Las energías renovables Todo indicaría que el gobierno piensa, aunque hasta ahora lo concreto es muy poco, incorporar significativamente energías renovables en el sistema energético del país, y al respecto hay un proceso de licitación en marcha. Todo parece indicar que este proceso viene a ser parte de las consecuencias del Acuerdo de París, que planteáramos a fines del año pasado en la siguiente nota:Apuntes sobre el Acuerdo de París Cumbre Cambio Climático COP21 http://lauragarciavazquez.tumblr.com/post/135180508358/apuntes-sobre-el-acuerdo-de-par%C3%ADs-cumbre-cambioEste desarrollo de energías renovables, no está fundado en el derecho a la energía del pueblo argentino, ni relacionado a la soberanía energética sino orientado a favorecer negocios privados y extranjeros bajo la imagen del cuidado hacia el medioambiente y la necesidad de transformar la matriz energética (por cierto, muy atrasada en este punto).Visto regionalmente, es Bolivia el país que a través de la nacionalización y estatización de sus hidrocarburos lleva adelante una política soberana en el sentido que incluye la meta programada para el 2020 de garantizar el servicio eléctrico al 100% de los bolivianos. Para esto y con el objetivo de convertirse en el centro energético de latinoamérica lleva adelante, con cierto grado de soberanía, programas que desarrollan  distintas fuentes de energía renovable.Muy distinto es nuestro caso, en el que la desigualdad de acuerdo al derecho al servicio de gas y electricidad dista mucho de ser un objetivo gubernamental. Tampoco lo es,  por supuesto, la nacionalización y/o estatización de los recursos energéticos en materia hidrocarburífera.Es decir, ni soberanía sobre los recursos naturales o bienes comunes, ni derecho a la energía como un bien social, como un derecho humano para la población.. Un avance en la pérdida de lo público derechos sociales y humanos Argentina ha sufrido una gran pérdida en cuanto a lo que se refiere a las políticas públicas con respecto a los servicios esenciales como son el agua, la luz y al gas. La privatización como modo de desentenderse el estado de sus responsabilidades y habilitar a negocios privados llegó y no fue desarmada ni siquiera por los considerados mejores gobiernos que hemos tenido. Ante la llegada de Cambiemos hace 10 meses al gobierno esta situación puede empeorar aún, no sólo por lo concreto sino también por lo simbólico de su accionar político.Producto de lo que ya todos reconocen como pésimo manejo con respecto a las facturas, el llamado tarifazo, al día de hoy, nos encontramos con que respecto a la factura del gas, bien entrada la primavera, no sólo no sabemos cuánto pagaremos sino que hemos involuntariamente acumulado una deuda que corresponde a las boletas del invierno que no han llegado a la población desde hace varios meses. Nuestra transformación de la mano del neoliberalismo (que no es otra cosa que el capitalismo del siglo XXI) nos transforma de ciudadanos en consumidores y de consumidores en deudores.Por otro lado, las deficiencias de las empresas distribuidoras de agua, gas y electricidad acumulan serias fallas que siguen emparchándose en lugar de encarar un plan medianamente serio que garantice esos derechos para la población. En todo esto hay un daño enorme con respecto a lo cultural que implica fomentar que cada uno se arregle por su cuenta con un tema que es prioritario para todos.Esto les sucede a los argentinos que tienen servicios en sus casas, mientras que los propios funcionarios del gobierno manifiestan, cínicamente, frente al tarifazo: los más humildes no lo pagan porque no tienen servicios. Por supuesto no hay ningún plan para proveer estos servicios esenciales a toda la población. Y además, un gobierno que sólo prioriza negocios y habla permanentemente del esfuerzo individual sólo conspirará contra los derechos sociales, considerados universales, es decir, para todos y todas. Soberanía Si hablamos de la dignidad de las personas por supuesto que además de lo esencial para mantener la vida debemos hablar de vivienda, educación, salud, cultura, justicia, pero si vamos a lo mínimo que necesita cualquier ser vivo para conservar esta vida, para nosotros, las personas,  es imprescindible tener agua alimentos y energía. Nos preguntamos si existe alguna forma de garantizar estos derechos del pueblo sin Soberanía, sin Independencia y autonomía, sin propiedad  sobre los considerados bienes comunes.El escenario nos muestra que hay que atender varias cuestiones en forma simultánea, y es difícil establecer prioridades frente a un gobierno que favorece a los grandes intereses económicos, y perjudica al conjunto de los trabajadores. Incluir tanto el debate como las acciones con respecto al derecho a la energía, como las necesarias para defender al ambiente y combatir el cambio climático que es otra forma de defender la salud y la vida, requieren la capacidad de comprender los tiempos que vivimos. Pocos de los llamados líderes mundiales alertan sobre el futuro, Fidel Castro y el Papa Francisco lo hacen, y eso tiene un valor, más allá de la simpatía o no que nos merezcan. Le pregunta es, ¿cómo defender la vida en un mundo donde la voracidad de las ganancias no reconoce ningún límite? Una prueba más de ello es la manipulación de la industria alimenticia, que ya no está destinada a proveer ese derecho primordial que constituye la alimentación. Guerra de compras y fusiones El mundo vinculado a las industrias agrícolas se ha visto conmocionado por una serie de compras y fusiones entre multinacionales del sector que han dado lugar a corporaciones gigantes que van a dictar las políticas mundiales sobre agricultura. En una sucesión vertiginosa se han concretado 4 grandes operaciones en el lapso de sólo 3 meses de este 2016.En julio se anunciaba la fusión de Dow Agrosciences con Du Pont, operación realizada en U$S 56.000 millones; en agosto la estatal Chem China adquiría la suiza Syngenta por U$S 43.000 millones; en septiembre Bayer compraba Monsanto por U$S 66.000 millones y Agrium y Potash, ambas canadienses que elaboran fertilizantes, se fusionaban por U$S 36.000 millones. Las cuatro operaciones totalizaron la gigantesca cifra de U$S 201.000 millones e involucra la producción de fertilizantes, pesticidas, semillas, biogenética  y agroinsumos.En un momento en que las materias primas tienen precios bajos es llamativo que se produzcan tantas operaciones en tan poco tiempo. Tal vez el hecho de que el mundo comenzó la transición del empleo de los hidrocarburos fósiles hacia las energías renovables expliquen estos sucesos. Como una de las energías renovables son los biocombustibles que se obtienen a partir de los cultivos tradicionales  como la soja o el girasol o no tradicionales como la camelina sativa, es lógico suponer que las principales empresas del sector agrícola intenten obtener posiciones dominantes dentro del mercado de los biocombustibles.De esta manera las empresas y los países que tengan la tecnología y el territorio tendrán gran influencia sobre los medios de transporte y podrán aspirar a una menor dependencia energética de los países productores de hidrocarburos. De hecho esta menor dependencia de los hidrocarburos fósiles tendrá un impacto directo sobre la maquinaria de guerra de las principales potencias militares.Como antecedentes podemos mencionar la primera prueba de un caza F 18 Green Hornet que se llevó a cabo en 2010 en el Día de la Tierra. Este avión de combate estadounidense fue el primero que voló a la velocidad del sonido con una mezcla donde el 50% era biomasa. Barack Obama declaró que este hito reafirmaba el liderazgo de los militares de Estados Unidos. Al año siguiente un caza F 22 Raptor repitió la experiencia de volar  a la velocidad del sonido con una mezcla de combustible 50/50. En declaraciones sobre este tema el secretario de la Marina de Estados Unidos, Ray Mabus, afirmó que  pretende que en 2020 el 50% del combustible que empleen tanto la Armada como el Cuerpo de Marines sean de origen no fósil. Se trata, según sus palabras, de “mejorar la seguridad y la eficiencia energética incrementando la independencia energética y ayudando a conducir a la nación hacia una economía de energía limpia”En la búsqueda de que la agricultura produjera más y mejores alimentos para la población mundial, la tecnología fue evolucionando para poder lograr ese objetivo. Ese objetivo ha cambiado debido al cambio climático y a la constante generación de diversos conflictos bélicos en diferentes partes del mundo, por lo que la producción de cultivos para alimentos ha derivado en la producción de combustibles que son empleados, en parte, para la guerra. Si pensamos en la energía como derecho del pueblo, esta deberá ser orientada hacia la calidad de vida y verdaderas necesidades de las personas. Pero para esto, deberemos dar muchas batallas y una de las principales es en el plano de lo cultural.

Aportes a la cuestión energética en la Argentina actualpor Laura García Vázquez y Omar Gómez 31 octubre de 2016Refinería de caña de azúcar (foto).La caña de azúcar si bien puede ser utilizada como fuente para producir biocombustile, su uso en gran escala modificaría el uso de la tierra en el mundo.El uso de la bioenergía no reduce las emisiones de CO2 en el aire y apartar un campo de maiz o bosque para producir energía hace que  éste no se use para producir comida.Introducción Dentro del panorama de la región, veníamos sosteniendo que Argentina tiene un déficit en la cuestión de falta de diversificación de su matriz energética altamente dependiente de los hidrocarburos. En principio, también, señalábamos que esta situación ponía en riesgo el derecho a la energía de la población, y que beneficiaba intereses privados y extranjeros. La parcial estatización de YPF no sólo no cambió esa situación sino que la empeoró incorporando una técnica extractiva altamente contaminante como lo es el fracking (método de extracción de los hidrocarburos no convencionales).Simbólicamente,  la primera empresa con la que acuerda esta YPF,  que actúa como,  y  en realidad es una Sociedad Anónima,  fue Chevron, tristemente célebre por sus daños ambientales en diversos lugares del mundo, entre ellos el causado en el hermano país de Ecuador.  Las técnicas altamente contaminantes utilizadas para la extracción de petróleo y gas son una imposición de grandes empresas transnacionales y muy poco tienen que ver con las necesidades de energía por parte de los argentinos. Este camino continúa más allá del cambio de gobierno y también del CEO de YPF en la que Miguel Galuccio ha sido reemplazado por Miguel Angel Gutierrez, una muestra de esto es el próximo acuerdo que YPF realizará con la empresa rusa Gazprom para extracción de gas no convencional explotando en forma "conjunta" el área Estación Fernández Oro en la provincia de  Río Negro. GNL El transporte de GNL en grandes buques, en los puertos de Escobar y Bahía Blanca (ambos en la provincia de Buenos Aires) implica grandes riesgos ya que no contamos con la mínima legislación para esta operación, que comenzó como provisoria y continúa sin vistas de terminar por ahora. Veamos algunos datos: Comienza la importación en mayo de 2008.La compañía que desde esa fecha se encarga de la regasificación, tanto en Bahía Blanca (Cía Mega) como en Escobar es Excelerate Energy de USA. Hasta el 31 de Agosto de 2016 se habían concretado 563 operaciones de transferencia de gas de barco a barco que equivalen a aproximadamente 60.000.000 de metros cúbicos de GNL (entre ambas terminales).A partir de 2012, año en que Galuccio asume en YPF y que ésta comienza a participar de las licitaciones de GNL, y hasta septiembre de 2016, a Bahía Blanca han arribado 36 cargamentos transportados por buques de bandera británica. Treinta y cuatro (34) corresponden a buques de British Petroleum y dos al buque Stena Clear Sky. Proyectos de plantas regasificadoras que no se concretaron:-YPF PDVSA tres proyectos (dos en Puerto Belgrano – uno en la provincia de Santa Fe)-YPF en Gral Daniel Cerri que implicaba dragar los humedales-Cometrans (Cirigliano) – Qatar en San Antonio Este Río Negro. Los países desde los cuales llega el GNL son Argelia, Australia, Trinidad y Tobago, Nigeria y los Estados Unidos. Hay que agregar a la lista a los puertos de Santa Cruz de Tenerife (España), Brujas (Bélgica) y  Thamesport (Gran Bretaña) que poseen estaciones de regasificación y pueden actuar como hub (concentrador – distribuidor) de GNL. Hubo un intento de importar gas desde Angola pero no se concretó el acuerdo con SONANGOL.Este año han llegado a Bahía Blanca, hasta el 3 de octubre, 24 cargamentos. Un número considerablemente menor  que años anteriores. Esta disminución se debe a que se importa gas desde las terminales regasificadoras de Mejillones y de Quinteros en Chile. ( lo que se constituye como Tercerización de la Dependencia)Se contempla importar GNL desde Uruguay cuando la terminal regasificadora de Puntas de Sayago entre en servicio.Se considera que la importación de GNL continuará al menos por 10 años más. El cambio que pareciera ser favorable para la población de Bahía Blanca frente a los riesgos (llegan menos buques) perjudica a toda la población del país mediante el sobreprecio con el que se pagan los cargamentos vía Chile. Esto constituye una gran paradoja de la falta de integración latinoamericana, comprar GNL en un país que no posee gas. Las energías renovables Todo indicaría que el gobierno piensa, aunque hasta ahora lo concreto es muy poco, incorporar significativamente energías renovables en el sistema energético del país, y al respecto hay un proceso de licitación en marcha. Todo parece indicar que este proceso viene a ser parte de las consecuencias del Acuerdo de París, que planteáramos a fines del año pasado en la siguiente nota:  Apuntes sobre el Acuerdo de París Cumbre Cambio Climático COP21.Este desarrollo de energías renovables, no está fundado en el derecho a la energía del pueblo argentino, ni relacionado a la soberanía energética sino orientado a favorecer negocios privados y extranjeros bajo la imagen del cuidado hacia el medioambiente y la necesidad de transformar la matriz energética (por cierto, muy atrasada en este punto).Visto regionalmente, es Bolivia el país que a través de la nacionalización y estatización de sus hidrocarburos lleva adelante una política soberana en el sentido que incluye la meta programada para el 2020 de garantizar el servicio eléctrico al 100% de los bolivianos. Para esto y con el objetivo de convertirse en el centro energético de latinoamérica lleva adelante, con cierto grado de soberanía, programas que desarrollan  distintas fuentes de energía renovable.Muy distinto es nuestro caso, en el que la desigualdad de acuerdo al derecho al servicio de gas y electricidad dista mucho de ser un objetivo gubernamental. Tampoco lo es,  por supuesto, la nacionalización y/o estatización de los recursos energéticos en materia hidrocarburífera.Es decir, ni soberanía sobre los recursos naturales o bienes comunes, ni derecho a la energía como un bien social, como un derecho humano para la población.. Un avance en la pérdida de lo público derechos sociales y humanos Argentina ha sufrido una gran pérdida en cuanto a lo que se refiere a las políticas públicas con respecto a los servicios esenciales como son el agua, la luz y al gas. La privatización como modo de desentenderse el estado de sus responsabilidades y habilitar a negocios privados llegó y no fue desarmada ni siquiera por los considerados mejores gobiernos que hemos tenido. Ante la llegada de Cambiemos hace 10 meses al gobierno esta situación puede empeorar aún, no sólo por lo concreto sino también por lo simbólico de su accionar político.Producto de lo que ya todos reconocen como pésimo manejo con respecto a las facturas, el llamado tarifazo, al día de hoy, nos encontramos con que respecto a la factura del gas, bien entrada la primavera, no sólo no sabemos cuánto pagaremos sino que hemos involuntariamente acumulado una deuda que corresponde a las boletas del invierno que no han llegado a la población desde hace varios meses. Nuestra transformación de la mano del neoliberalismo (que no es otra cosa que el capitalismo del siglo XXI) nos transforma de ciudadanos en consumidores y de consumidores en deudores.Por otro lado, las deficiencias de las empresas distribuidoras de agua, gas y electricidad acumulan serias fallas que siguen emparchándose en lugar de encarar un plan medianamente serio que garantice esos derechos para la población. En todo esto hay un daño enorme con respecto a lo cultural que implica fomentar que cada uno se arregle por su cuenta con un tema que es prioritario para todos.Esto les sucede a los argentinos que tienen servicios en sus casas, mientras que los propios funcionarios del gobierno manifiestan, cínicamente, frente al tarifazo: los más humildes no lo pagan porque no tienen servicios. Por supuesto no hay ningún plan para proveer estos servicios esenciales a toda la población. Y además, un gobierno que sólo prioriza negocios y habla permanentemente del esfuerzo individual sólo conspirará contra los derechos sociales, considerados universales, es decir, para todos y todas. Soberanía Si hablamos de la dignidad de las personas por supuesto que además de lo esencial para mantener la vida debemos hablar de vivienda, educación, salud, cultura, justicia, pero si vamos a lo mínimo que necesita cualquier ser vivo para conservar esta vida, para nosotros, las personas,  es imprescindible tener agua alimentos y energía. Nos preguntamos si existe alguna forma de garantizar estos derechos del pueblo sin Soberanía, sin Independencia y autonomía, sin propiedad  sobre los considerados bienes comunes.El escenario nos muestra que hay que atender varias cuestiones en forma simultánea, y es difícil establecer prioridades frente a un gobierno que favorece a los grandes intereses económicos, y perjudica al conjunto de los trabajadores. Incluir tanto el debate como las acciones con respecto al derecho a la energía, como las necesarias para defender al ambiente y combatir el cambio climático que es otra forma de defender la salud y la vida, requieren la capacidad de comprender los tiempos que vivimos. Pocos de los llamados líderes mundiales alertan sobre el futuro, Fidel Castro y el Papa Francisco lo hacen, y eso tiene un valor, más allá de la simpatía o no que nos merezcan. Le pregunta es, ¿cómo defender la vida en un mundo donde la voracidad de las ganancias no reconoce ningún límite? Una prueba más de ello es la manipulación de la industria alimenticia, que ya no está destinada a proveer ese derecho primordial que constituye la alimentación. Guerra de compras y fusionesEl 21 de Enero de 2010, el Secretario de Agricultura Federal Thomas Vilsack, a la izquierda, el Congresista de los Estados Unidos Mike McIntyre, Presidente de la Subcomisión de Desarrollo Rural, Biotecnología, Cultivos especializados y Servicio Exterior Agrario, y el Sr. Ray Mabus, Secretario de la Marina (SECNAV) atienden a la prensa tras la ceremonia de la firma de un memorandum de entendimiento en el Pentágono. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos y la Marina trabajarán conjuntamente para reducir el consumo de energético derivado de los combustibles fósiles e incrementar la producción de energías renovables.El mundo vinculado a las industrias agrícolas se ha visto conmocionado por una serie de compras y fusiones entre multinacionales del sector que han dado lugar a corporaciones gigantes que van a dictar las políticas mundiales sobre agricultura. En una sucesión vertiginosa se han concretado 4 grandes operaciones en el lapso de sólo 3 meses de este 2016.En julio se anunciaba la fusión de Dow Agrosciences con Du Pont, operación realizada en U$S 56.000 millones; en agosto la estatal Chem China adquiría la suiza Syngenta por U$S 43.000 millones; en septiembre Bayer compraba Monsanto por U$S 66.000 millones y Agrium y Potash, ambas canadienses que elaboran fertilizantes, se fusionaban por U$S 36.000 millones. Las cuatro operaciones totalizaron la gigantesca cifra de U$S 201.000 millones e involucra la producción de fertilizantes, pesticidas, semillas, biogenética  y agroinsumos.En un momento en que las materias primas tienen precios bajos es llamativo que se produzcan tantas operaciones en tan poco tiempo. Tal vez el hecho de que el mundo comenzó la transición del empleo de los hidrocarburos fósiles hacia las energías renovables expliquen estos sucesos. Como una de las energías renovables son los biocombustibles que se obtienen a partir de los cultivos tradicionales  como la soja o el girasol o no tradicionales como la camelina sativa, es lógico suponer que las principales empresas del sector agrícola intenten obtener posiciones dominantes dentro del mercado de los biocombustibles.De esta manera las empresas y los países que tengan la tecnología y el territorio tendrán gran influencia sobre los medios de transporte y podrán aspirar a una menor dependencia energética de los países productores de hidrocarburos. De hecho esta menor dependencia de los hidrocarburos fósiles tendrá un impacto directo sobre la maquinaria de guerra de las principales potencias militares.Como antecedentes podemos mencionar la primera prueba de un caza F 18 Green Hornet que se llevó a cabo en 2010 en el Día de la Tierra. Este avión de combate estadounidense fue el primero que voló a la velocidad del sonido con una mezcla donde el 50% era biomasa. Barack Obama declaró que este hito reafirmaba el liderazgo de los militares de Estados Unidos. Al año siguiente un caza F 22 Raptor repitió la experiencia de volar  a la velocidad del sonido con una mezcla de combustible 50/50. En declaraciones sobre este tema el secretario de la Marina de Estados Unidos, Ray Mabus, afirmó que  pretende que en 2020 el 50% del combustible que empleen tanto la Armada como el Cuerpo de Marines sean de origen no fósil. Se trata, según sus palabras, de “mejorar la seguridad y la eficiencia energética incrementando la independencia energética y ayudando a conducir a la nación hacia una economía de energía limpia”En la búsqueda de que la agricultura produjera más y mejores alimentos para la población mundial, la tecnología fue evolucionando para poder lograr ese objetivo. Ese objetivo ha cambiado debido al cambio climático y a la constante generación de diversos conflictos bélicos en diferentes partes del mundo, por lo que la producción de cultivos para alimentos ha derivado en la producción de combustibles que son empleados, en parte, para la guerra.Primera prueba de vuelo de un avión EA-18G Growler 100% propulsado por energía alternativa, biocombustible, en la Estación Aérea naval de Patuxent River en Maryland. (1 de Septiembre de 2016)Si pensamos en la energía como derecho del pueblo, esta deberá ser orientada hacia la calidad de vida y verdaderas necesidades de las personas. Pero para esto, deberemos dar muchas batallas y una de las principales es en el plano de lo cultural.

Que no se esconda esta Victoriapor Laura García VázquezArtista Visual y Profesora de Arte 16 de diciembre de 2017Trabajadora jubilada de la agrupación "Norma Pla" victoriosa después de la jornada de rechazo a la Reforma Previsional en Bahía BlancaEl día jueves 14 de diciembre quedará en la memoria y la historia de nuestro país, Argentina, por muchas razones, la más importante a señalar es el triunfo de la voluntad popular y el pueblo movilizado, a lo largo y ancho del país, ante una ley que intenta imponer el gobierno. Este proyecto llamado “reforma” previsional, además de injusto implica un recorte sobre los ingresos de 17 millones de compatriotas y, precisamente, sobre los más vulnerables de esta sociedad cada vez más desigual y menos democrática. Resulta, al día de hoy, muy difícil visualizar esta victoria en medio de la incertidumbre hacia el futuro y las “secuelas” de la brutal represión desatada, pero es imprescindible hacerlo como aliciente y como mirada atenta sobre la realidad que tenemos que seguir enfrentando. Por otro lado, la dignidad del pueblo fue lo que pudo sortear todo tipo de obstáculos expresando claramente que las manifestaciones de los cuerpos aliados peticionando por derechos son parte de la democracia. Son acciones políticas legítimas y necesarias. Imprescindibles, para ser aún más claros. La llamada “reforma” previsional iba a ser tratada en la cámara de diputados recién la próxima semana, el adelantamiento, con la Reunión ministerial de la OMC (Organización Mundial de Comercio) todavía en marcha y luego de la enorme marcha de la CTEP (Confederación de Trabajadores de la Economía Popular) realizada el pasado miércoles 13 de diciembre y también reprimida, determinó el efecto de SOLIDARIDAD y UNIDAD tan necesario para nosotros como temido por el gobierno. Y queda así muy claro que una cosa es ganar elecciones y otra tener consenso social para seguir en el camino de perjudicar a las grandes mayorías, en este caso, a niños, niñas, jubilados y pensionados, incluyendo a los excombatientes de Malvinas.Esta heroica jornada, la del jueves 14, también cobra importancia porque seguramente cambiará de aquí en más la mirada que un amplio sector de la población tiene sobre el gobierno. En paralelo a este cambio de comportamiento y ánimo social y por la magnitud de los hechos concretos, al impedirse la sanción de la ley se impidió un gran robo de los dineros públicos que pertenecen a todo el pueblo argentino. Es decir, lo que está en juego, no es de un valor simbólico sino una medida económica concreta, que como ya se ha descripto numerosas veces, no es reforma sino ajuste en línea con la concentración económica que el gobierno aumenta sistemáticamente. La unidad, y particularmente la unidad de acción resulta una cuestión ineludible. Todo atenta contra ella: el fomento del individualismo, la pasividad segregada por los medios masivos de comunicación (y publicidad o propaganda), las internas muchas veces competitivas (la competencia es uno de los pilares del liberalismo), los distractivos del consumo, la exacerbación de la subjetividad que impide ponerse en el lugar del otro y más aún pensarnos como una comunidad, como un colectivo. En definitiva proponemos reconocerNOS en nuestra dignidad humana y legítimos intereses de querer construir una vida mejor para nuestro pueblo, que a la vez somos nosotras y nosotros. En medio de este fin de año convulsionado, hay que encontrar un lugar para pensar en la democracia: qué significa, cuáles son sus rasgos característicos en esta versión, qué papel ocupa el poder económico privado y extranjero. Ponernos a pensar sobre democracia y trabajo, democracia y especulación (financiera y de la otra), democracia y justicia.¿No sería más democrático tener efectivamente Techo, Tierra y Trabajo para todos? ¿Ejercer la dominación, unos sobre otros y también unos países sobre otros es compatible con la idea que tenemos sobre lo democrático?¿Podemos compatibilizar DESIGUALDAD y DEMOCRACIA? Un párrafo aparte merece el pensamiento (ingenuo u oportunista según el caso) que cree que la resolución de todos los males reside en las elecciones. Esta idea conspira contra lo urgente y necesario: la defensa de los derechos. Hay que comprender y aceptar las complejidades de este mundo y de este momento histórico para encarar colectivamente las grandes causas que nos unen. El compromiso social, la solidaridad y la colaboración serán primordiales para la calidad de vida. La demostración de que no todo se compra y no todo se vende, pero no como un fenómeno aislado mientras la concentración de la economía (y sus consecuencias) siguen avanzando, sino la implementación de políticas concretas que hagan posible visualizar con claridad lo evitable de lo inevitable. Una sociedad rica en humanidad, derechos humanos y Soberanía popular. Obviamente estamos hablando del poder. En épocas donde la precariedad abunda, la acción del pueblo (cuando decimos pueblo sabemos que siempre es una parte de él) y el logro del objetivo evidenciado en la marcha atrás del gobierno, constituye la demostración de que es posible aliarse, organizarse (aunque sea precariamente) y accionar políticamente en defensa de nuestros derechos y nuestra dignidad, en este honroso caso, en defensa de los más vulnerables de nuestro pueblo. Que no se esconda esta victoria.

 

SI SOMOS LIBRES, TODO NOS SOBRA